Los principales índices bursátiles europeos abren al alza, siguiendo de esta forma la estela dejada por las bolsas asiáticas y en línea con el comportamiento de los futuros de los principales índices bursátiles de Wall Street.