El sector energético se situaba como uno de los “ganadores” en la recuperación post-Covid, registrando beneficios en 2020 y 2021. En términos generales, las empresas del sector han sido en los últimos años un gran negocio para sus accionistas y directivos, escapando de los efectos devastadores de la pandemia.

Sin embargo, hemos vivido un 2022 enmarcado en un contexto de subida alarmante de los precios de la energía que impacta gravemente sobre la rentabilidad de otros sectores y sobre las economías domésticas, algo que, a su vez, ha afectado de lleno el sector energético, preocupado por las previsiones de una destrucción de demanda en el plano energético, por un lado, y una oleada de impagos por parte de eléctricas y gasistas, por otro.

Ahora, de cara a 2023, los precios se han moderado y la crisis energética parece ir resolviéndose, pero las energéticas siguen contando con perspectivas positivas en bolsa. 

Un frente que siguen teniendo abierto son las restricciones y nuevos gravámenes aprobados por el Gobierno de Pedro Sánchez y que ya han entrado en vigor. En España, el sector energético en general, y el eléctrico en particular, está en pie de guerra contra el Gobierno, que a finales de septiembre del año pasado anunció nuevos impuestos: un tipo del 1,2% a las compañías energéticas y el 4,8% a los bancos, que se cobrará en 2023 y 2024 para los resultados de 2022 y 2023.

Ese tipo del 1,2% la cifra de negocio de las energéticas (eléctricas, gasistas y petroleras) que facturen más de 1.000 millones de euros al año tendrá, según el Consenso de Mercado, un impacto en el beneficio 2022 de las eléctricas españolas que resultaría en un 17,5% para Endesa, 10,6% Naturgy (Gas Natural), 6% Iberdrola y un 4,1% Acciona Energías Renovables.

De hecho, a principios del pasado mes de diciembre, el consejero delegado de Endesa, José Bogas, aseguraba que la interlocución con el Gobierno de España sobre el nuevo impuesto a los ingresos del sector ha sido "mínima" y abría incluso la puerta a recurrir la nueva tasa.

Previsiones son positivas

Si tenemos en cuenta las ocho cotizadas energéticas del Ibex 35, casi todas sufrieron recortes el ejercicio pasado en bolsa. El valor del selectivo más bajista del sector fue Enagás con una caída cercana al 16%, seguido de Naturgy que cedió un 10,2%, Redeia (REE) con recortes del 9,1 y Endesa que se dejó un 7,8%. Los otros cuatro valores energéticos del Ibex se mantuvieron en verde en el acumulado: Solaria subió un ligero 0,5%, Iberdrola avanzó un 10,2%, Acciona Energías Renovables sumó cerca de un 12% y, la gran ganadora, Repsol, repuntó cerca de un 50%. 

Así se ha movido el gráfico de Repsol en 2022:

Potencial de doble dígito para cuatro valores, con Repsol a la cabeza

Sin embargo, estas cifras podrían verse mejoradas de forma significativa si tenemos en cuenta el fundamental del consenso de las casas de análisis que recoge Reuters, que otorga a cuatro de estos valores recomendación de compra, a tres de mantener y tan sólo a uno de vender.

Analizando las cifras, el peor valor energético del Ibex 35 teniendo en cuenta la opinión del consenso es Naturgy, que tiene recomendación de venta y al que deja sin recorrido en bolsa a medio plazo (potencial en negativo del -11,09%), empeorando en el último mes.

También potencial negativo tenía hasta hace poco REDEIA (Red Eléctrica), pero ahora se sitúa en el 2,98%, con un precio objetivo de 16,77 euros y un consejo de mantener por parte de los analistas.

En el lado contrario, el mayor potencial es para Endesa, con un potencial de casi el 20%. Le sigue Repsolque tiene una recomendación de compra y un potencial cercano al 18%. También con recorrido alcista de doble dígito está Acciona Energías Renovables (consejo de comprar y potencial del 11,7%). 

Y con potencial de un solo dígito, Iberdrola, (comprar, potencial del 7%), Solaria (mantener y recorrido del 5,48%) y Enagás (potencial del 2,36%).


Acciones con potencial del 50% para invertir en bolsa


Repsol lideran la tabla por técnico

La petrolera Repsol lidera la tabla dentro de las energéticas por técnico, pero ha bajado al noveno puesto y la segunda mejor energética, Endesa, se sitúa en el lugar 17 de la tabla. Todas las eléctricas están mostrando menos fortaleza, dado que los precios han bajado. Repsol, en cambio, se ve beneficiada porque los precios del crudo siguen estando elevados y se espera un aumento de la demanda de petróleo, con la reapertura de China. 

Energía

Por otro lado, si tenemos en cuenta el análisis técnico, que ayuda a orientar a los operadores sobre qué movimientos son los más probables que ocurra teniendo en cuenta la información del pasado, y examinando los datos históricos de tendencia, momento, volumen y volatilidad a medio y largo plazo, Repsol es el valor más fuerte del Ibex 35.

VALOR% 2022POTENCIALRECOMENDACIÓNTÉCNICO
Acciona Energías12%11,7%Comprar-
Enagas-16%2,36%MantenerDébil
Endesa-7,8%20%ComprarFuerte
Iberdrola10,2%7%ComprarFuerte
Naturgy-10,2%-11,09%VenderNeutral
REDEIA-9,1%-2,98%MantenerMuy débil
Repsol50%18%ComprarMuy fuerte
Solaria0,5%5,4%MantenerNeutral

Regístrese gratuitamente en Estrategias de Inversión y reciba las acciones con un potencial del 50% para para invertir en bolsa