Los principales índices de la bolsa de Nueva York abren en rojo, salvo ligeros avances para el Dow Jones, en una sesión en la que el dólar vuelve a subir y los inversores tienen que lidiar cada vez con más señales de desaceleración de la economía mundial.