Este miércoles 1 de abril se abre el plazo para presentar la declaración de la Renta perteneciente a 2019. Sin embargo, antes de presentar de forma definitiva la declaración, podemos utilizar una herramienta que nos anticipará cuál será el resultado y los posibles aspectos a corregir. Se trata de la herramienta Renta Web Open, en la cual los contribuyentes podrán llevar a cabo una simulación de su declaración de la Renta.

Esta herramienta está disponible desde el 23 de marzo en la web oficial y la app para móviles de la Agencia Tributaria para todos los contribuyentes.

Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.

Para realizarla, basta con rellenar los datos personales correspondientes, y el simulador generará un resultado de la declaración, el que se podrá visualizar de dónde provienen las cantidades detalladas, así como los distintos apartados, por lo que los contribuyentes tienen la posibilidad de consultar cuestiones relacionadas con el IRPF, el IVA u otro tipo de impuestos. De esta manera, se podrá saber si el resultado de la declaración será a pagar o a devolver.

Además, este simulador permite, a través de la opción ‘validar’, comprobar los errores que puedan afectar al resultado de la declaración, con el objetivo de poder subsanarlos antes de presentar la versión definitiva.

Hay que tener en cuenta que las simulaciones realizadas a través de esta herramienta no servirán para generar predeclaraciones ni presentar la declaración.

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí