Las bolsas europeas cierran la semana con tímidas alzas lideradas por el Ibex 35 que sube más del 2,7% respecto al cierre del pasado viernes y que consigue recuperar el nivel de los 8.400 puntos.