Caídas que vuelven al selectivo y que retrotraen al selectivo español que ha cerrado por debajo de los 11.300 puntos a niveles de mediados de este mes de mayo. Los recortes, que ha ganado peso, vienen comandados por el peso de Inditex, ante las malas previsiones de Barclays sobre el crécimiento de sus ventas a un solo dígito por primera vez desde 2019.