Johnson & Johnson anunció que su beneficio neto del tercer trimestre bajó un 7,7% hasta 2.540 millones de dólares, acusando una carga de reestructuración después de impuestos de 528 millones de dólares procedente de un recorte de costes anunciado en julio, aunque elevó su previsión para todo el año.
El gigante farmacéutico Johnson & Johnson anunció entonces un plan de reestructuración que incluía una reducción de su plantilla de hasta el 4% a nivel global cony unas cargas antes de impuestos que ascenderían a 550-750 millones de dólares en el segundo semestre de 2007. Para los tres meses hasta el 30 de septiembre, la compañía registró un beneficio por acción de 0,88 dólares, un 6,4% menos que en el mismo período de hace un año. Las ventas crecieron un 12,7% a 15.000 millones de dólares. De cara al futuro, la compañía elevó su previsión de beneficios para todo el año a 4,10-4,13 dólares por acción.