Un consorcio liderado por el grupo Virgin, propiedad del magnate británico Richard Branson, negocia tomar el control del Northern Rock, en crisis desde hace un mes por problemas de liquidez, después de que el Gobierno británico ampliara la garantía de sus depósitos. Según el periódico británico "The Times", Virgin se encuentra en conversaciones con un grupo de Oriente Medio e inversores estadounidenses para formar un consorcio capaz de inyectar dinero en el banco de Newcastle, a cambio de una participación mayoritaria en la entidad.
De alcanzar un acuerdo, el gigante de Branson controlaría la dirección del banco, que pasaría a estar gestionada por la filial de servicios financieros de Virgin, especializada en servicios hipotecarios, tarjetas de crédito y seguros. Las conversaciones con el Northern Rock ya han iniciado y, según el rotativo citado, el consorcio liderado por Virgin podría emitir un comunicado de compra hoy mismo. Hay otros cuatro pretendientes Junto a Virgin, propietario de unas 200 empresas en 30 países que abarcan desde la telefonía móvil hasta los servicios financieros, música, hoteles y ocio, existen al menos otros cuatro pretendientes serios interesados en comprar el banco, entre ellos los fondos de capital riesgo estadounidenses JC Flower y Ceberus. Aunque aún no se ha revelado un propuesta firme, diversas informaciones apuntan a que entidades de capital privado estadounidenses como The Blackstone Group, Lonestar o Apollo están también interesadas en el banco. Para financiar su oferta, Virgin podría estar reuniendo una suma de capital a la que también contribuiría Citigroup, entidad estadounidense que ofreció al Northern Rock un crédito de 10.000 millones de libras (unos 14.500 millones de euros) para mantener la entidad independiente. Más préstamos dle Banco de Inglaterra Las aproximaciones de Virgin coinciden con la decisión del Banco de Inglaterra de prestar otros 2.300 millones de libras al Northern Rock, con lo que el dinero inyectado en la entidad desde que en septiembre le concediera un primer crédito de emergencia alcanzaría los 13.000 millones de libras. Por su parte, el Ministerio de Economía del Reino Unido informó este martes de que ha garantizado la totalidad de los nuevos depósitos realizados en el banco desde el pasado 19 de septiembre.