Después de que en la jornada de ayer los principales índices estadounidenses cerrasen con pérdidas, arrastrados por el sector financiero, todo parece indicar que la orientación bajista continuará durante la jornada de hoy, después de que Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal de EEUU, haya dicho que la crisis inmobiliaria será un lastre importante para el crecimiento económico en 2008. Los futuros del Dow Jones bajan un 0,37% hasta 14.013 puntos, mientras los del S&P 500 bajan un 0,46% hata 1.553 puntos. El Nasdaq 100 baja un 1,69% en 2.141,57 puntos.
En el apartado macroeconómico, los inversores están a la espera de conocer el índice de constructores de casas del mes de octubre y el índice de producción industrial de septiembre. El petróleo vuelve a subir hasta máximos de todos los tiempos en la jornada del martes después de que se intensifique la tensión en Oriente Medio entre el Gobierno de Turquía y combatientes kurdos iraquíes. Los futuros del crudo de noviembre se sitúan en un precio de 87,49 dólares el barril, después de haber llegado a tocar un récord de 87,97 dólares. Exxon Mobil, la mayor compañía petrolera del mundo, sube un 1,13% antes del toque de campana. En el sector financiero, KeyCorp cae en la preapertura un 4,27%. El tercer mayor banco del Estado de Ohio ha anunciado que en el tercer trimestre del año su beneficio neto se redujo en un 33% hasta 210 millones de dólares, o 54 centavos por acción, debido a que la volatilidad de los mercados crediticios ha dañado las ganancias. Entre las compañías que presentarán su resultados hoy, destaca Yahoo! La compañía de la página web más visitada de EEUU baja en la preapertura de Wall Street un 0,22% a la espera de hacer públicas sus cuentas tras el cierre de mercado. Los analistas esperan un beneficio en el tercer trimestre de 8 centavos de dólar por acción. General Motors también se sitúa en terreno negativo. La mayor automovilística de EEUU baja antes del toque de campana de Wall Street un 3,14%, después de que los analistas de Bar Stearns hayan rebajado su recomendación sobre las acciones de la compañía hasta infraponderar desde neutral, diciendo que se espera un descenso en 2008 de las ventas de automóviles, en que además se producirá un flujo de caja negativo y un descenso de las ganancias por acción. Genentech cede un 1,16% en la preapertura tras anunciar ayer que en el tercer trimestre del año sus ingresos fueron de 2.910 millones de dólares, por debajo de las previsiones de los analistas.