El petróleo de referencia en EEUU, el tipo West Texas, se mantiene sobre los 87 dólares por barril tras escalar cerca de un 3 por ciento y situarse en valores récord. Los futuros del petróleo ligero estadounidense superan los 87 dólares por barril en medio de la tensión entre Turquía y los separatistas curdos en el norte de Irak, algo que se suma a las preocupaciones de posibles problemas de suministro este invierno. Los expertos de Citigroup consideran factible que el precio del crudo alcance los 90 dólares.
A pesar de que los precios del petróleo se han más que cuadriplicado desde 2002, continúan por debajo del máximo ajustado a la inflación de alrededor de 90 dólares el barril que se produjo tras la revolución iraní en 1979. El avance del crudo se da en un momento en que las materias primas están ganando terreno ante la importante demanda en mercados emergentes como los de China y la India. El oro marcó el lunes un máximo de 28 años, mientras que el platino se disparó a un récord. El cobre, el plomo y el níquel también registraron ganancias. Los expertos justifican este alza del crudo el lunes estuvo apuntalado por las crecientes tensiones entre Turquía y los separatistas kurdos en el norte de Irak. El Gobierno turco busca que el Parlamento apruebe esta semana una importante operación contra los rebeldes del Kurdistán que habitan el norte iraquí. La secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, pidió el sábado a Turquía que se abstuviera de realizar una incursión en el norte de Irak.