El banco hipotecario británico con problemas de liquidez Northern Rock ha tomado prestado otros 5.000 millones de libras del Banco de Inglaterra, lo que eleva la cantidad prestada del banco central a 8.000 millones de libras. El FT señala que los acreedores de Northern Rock están formando un comité para proteger sus intereses en caso de reestructuración o insolvencia, lo que refleja ciertas dudas sobre la viabilidad del banco.
El mismo diario refleja que Northern Rock distribuyó la semana pasada casi 40 millones de libras en dividendos para acciones preferentes. Sin embargo, poco antes había cancelado el pago de un dividendo a cuenta por un total de 60 millones de libras para accionistas ordinarios. Ayer mismo se publicaba que el banco ha abierto sus libros al fondo de inversión de Estados Unidos JC Flowers. Chris Flowers, un agente de bolsa veterano de Wall Street con experiencia en comprar bancos con problemas, habría recibido permiso para acceder a los libros después de presentar una oferta de compra.