La producción de las fábricas, minas y plantas de servicios públicos de Estados Unidos aumentó un 0,1% en septiembre, en línea con lo que esperaban los analistas, según informó hoy la Reserva Federal. Entre julio y septiembre, el ritmo anual de incremento de la producción industrial fue del 4%, después del ritmo trimestral más alto en un año.
No obstante, en el último mes, ese ritmo bajó en gran medida por una disminución en la producción de vehículos automotores. Si se excluyen los vehículos automotores, la producción industrial en septiembre subió un 0,2%. La producción de las fábricas, que en agosto había disminuido un 0,4%, subió en septiembre un 0,1% empujada, principalmente, por la producción de equipos de oficinas, que creció un 0,4%. La producción de bienes de consumo, que incluyen automóviles y camiones, bajó un 0,3%. La producción de vehículos automotores y sus partes bajó en septiembre un 3,3%, después de una disminución del 1,6% el mes anterior. En un año la producción de vehículos automotores ha bajado un 2,2%, en tanto que la producción de suministros industriales creció un 0,2%. La producción en las minas subió un 0,2% y la de las plantas de servicios públicos bajó un 0,1%. La tasa de utilización de la capacidad industrial se mantuvo en septiembre en el 82,1%. Esto es 1,1 puntos porcentuales encima del promedio de utilización de la capacidad instalada entre 1972 y 2006. En un año la producción industrial ha subido un 1,9%.