IAG y Banco Sabadell volaron este jueves en el Ibex 35 después de la prórroga del brexit hasta el próximo 31 de octubre. El mercado cree que los futuros vínculos del Reino Unido con la Unión Europea siguen en el aire, aunque cada vez coge más fuerza la posibilidad de que la ruptura sea amistosa, lo que ha venido a llamarse brexit blando.

Antes del 22 de mayo, la primera ministra Theresa May intentará ratificar el acuerdo en el Reino Unido para evitar la participación del país en las elecciones europeas. Si no se cumple esta fecha y los nuevos diputados británicos son elegidos, las presiones para ratificar el acuerdo se pospondrán hasta la siguiente cita clave, la cumbre del Consejo Europeo de junio en la que se revisará el progreso del brexit. “Si bien es posible una salida de la UE antes del 31 de octubre, también lo es un escenario en el que el acuerdo no se apruebe y, como tal, se requiera una prórroga más allá de noviembre”, apunta el analista de Scope Ratings, Dennis Shen.

El Gobierno de May sigue negociando con el Partido Laborista la salida de la UE y está cada vez más cerca de conseguir que el Parlamento británico apoye el acuerdo que alcanzó con las autoridades de Bruselas. De hecho, la tercera votación mostró que la primera ministra necesita sólo que 30 parlamentarios más aprueben el pacto, en comparación con los 116 de la primera votación de enero.

IAG y Banco Sabadell, dos oportunidades ‘value’ que deja el brexit

Ante este escenario, las compañías del IBEX 35 se juegan alrededor de 38.300 millones con el brexit. La cotizada española que mayores ingresos registró en 2018 en el mercado británico fue Ferrovial con 2.610 millones en el país, que suponen un 45,5% de su facturación total que se eleva hasta los 5.737 millones. Le sigue de cerca IAG que se juega en Reino Unido un 32,7% de sus ingresos, con 7.982 millones, y Banco Sabadell con un 20,8% hasta los 1.042 millones, según los datos de las propias compañías.

Tres pesos del selectivo español como Banco Santander, Iberdrola y Telefónica también se juegan ‘el cobre’ en las islas. La entidad que preside Ana Botín percibió alrededor de un 11% de sus ingresos en 2018, que suponen 5.420 millones. Iberdrola logró un 17,6% de sus ingresos en el país, 6.176 millones, y Telefónica un 14%, 6.790 millones.

Este jueves los inversores premiaron a IAG con subidas en bolsa del 5,86% y Banco Sabadell con un 3,54%. En la terna se ‘coló’ Meliá Hotels que puede verse beneficiada si los británicos continúan teniendo a España como principal destino turístico a pesar del ruido político. En 2018, a España llegaron 82,8 millones de turistas, 18,5 millones de ellos británicos, lo que le coloca en el principal emisor de visitantes, seguido de Alemania con 11,4 millones y Francia con 11,3 millones. Pese al récord de llegadas y gasto, la llega de británicos se redujo en 2018 un 1,6%.

Dos acciones con atractivo ‘value’

Esta semana se conoció que la mayor gestora ‘value’ nacional, Bestinver, compró acciones de Banco Sabadell en el primer trimestre del año. El presidente y director de inversiones de la firma del grupo Acciona, Beltrán de la Lastra, apuntó en rueda de prensa que Sabadell presenta una atractiva valoración respecto al resto de entidades domésticas y es un candidato claro a participar en una potencial operación de fusión o adquisición dada su especialización única, donde el candidato que mejor encajaría podría ser Bankia, aunque BBVA también podría estar interesado. “El mercado español se beneficiaría de una consolidación mayor, y creemos que la fusión con Bankia le reportaría sinergias importantes”, explicó De la Lastra.

Banco Sabadell creen que es una inversión positiva incluso teniendo en cuenta que pudiera llevar a cabo una futurible ampliación de capital, en la que participarían si se produjese. Bestinver destaca del Sabadell su especialización en la financiación a pequeñas y medianas empresas con una cuota de mercado por encima del 11%. La gestora destaca la alta rentabilidad que aporta este segmento en España, en el que muchas entidades están intentando hacerse hueco.

Desde la gestora que forma parte del grupo Acciona explican que el mercado ha castigado a sus acciones por los “problemas con los sistemas informáticos en Reino Unido que le han llevado a un coste extraordinario por encima de lo esperado”, así como las mayores provisiones y la menor actividad de trading. Esto ha llevado al banco a tener una falta de capital por debajo del ratio del 11% en el primer trimestre de 2019.

 

 

Lo cierto es que Sabadell presenta un potencial alcista del 34,2%, según el consenso de los analistas que recoge Reuters hasta los 1,3 euros. Los analistas recomiendan de forma mayoritaria mantener las acciones de la entidad. Banco Sabadell cotiza a 6,68 veces por PER (ratio precio-beneficio) y a un precio por valor en libros de 0,4 veces, lo que le deja como el segundo valor más barato del Ibex 35, sólo por detrás de IAG.

 

En el caso de IAG (Iberia) sus ratios fundamentales y sus precios en bolsa también le dejan como una compañía con bastante margen de seguridad, algo que suele gustar a los gestores que abanderan la filosofía de la inversión en valor. El grupo de aerolínea cotiza con un PER de 5,05 veces y a un precio por valor en libros de 1,5 veces. Según los analistas que le siguen debería llegar a los 7,8 euros, lo que supone un recorrido al alza en bolsa del 25%. El consenso recomienda comprar los títulos de IAG.

“Si bien es verdad que por el lado del combustible, existe una variable de incertidumbre relevante, los usos y costumbres de una nueva generación de ‘millenials’ acostumbrados a tomar aviones como quien coge el autobús de línea, nos hace ser optimistas sobre la continuidad al alza de la demanda. Mención especial nos merece IAG que, con un equipo directivo de probada solvencia, mantiene una franquicia envidiable en Europa y Latinoamérica”, apuntan los analistas de la gestora valenciana 'value' Buy and Hold.

Julián Pascual, presidente de Buy and Hold, indicó en su última conferencia de prensa que el sector tradicionalmente ha perdido dinero, pero ahora mismo está viviendo un auténtico proceso de concentración con cinco grandes operadores dominando los cielos del Viejo Continente: Ryanair, IAG, Air France, Lufthansa e Easyjet, además de Wizz Air en Europa del este. En este proceso de concentración en manos de pocos actores, el mercado ha visto la quiebra de Alitalia, Air Berlin, Monarch, VLM, Primera Air, Cobalt, Germania o Flybmi en los últimos años.