Descensos en las Bolsas europeas tras la segunda subida de tipos de interés de la Fed del año y con la vista puesta en la reunión del Banco de Inglaterra (BoE por sus siglas en inglés). El Ibex defiende los 10.700 puntos, en la ‘resaca’ de los resultados de Inditex y pendiente de la OPA de Abertis por parte de Abertis. El euro, por su parte, repite en los 1,12 dólares. Mientras, el crudo intenta remontar al filo de los 47 dólares ya el barril de Brent.

El Ibex abre con caídas del 0,23%, hasta los 10.751 puntos, mientras Atlantia última el folleto de la OPA por Abertis e Inditex recibe las valoraciones de los analistas de sus resultados trimestrales. Batía las expectativas con sus cuentas, pero el mercado no respondía bien a las mismas, y Berenberg reduce su recomendación sobre el valor a mantener desde comprar.

Así las cosas, Telefónica y Repsol son los valores que más ceden del selectivo; mientras que Técnicas Reunidas y Banco Sabadell son los que mejor se comportan. Fuera del índice, OHL es también protagonista en el Continuo, después de que el regulador mexicano haya aprobado la OPA lanzada por OHL Concesiones y el fondo australiano IFM Global Infraestructure Fund sobre el 100% del free float de OHL México a un precio de 27 pesos mexicanos por acción.

Al mismo tiempo, el mercado ‘digiere’ la segunda subida de tipos de interés de la Reserva Federal (Fed) que, cumpliendo las expectativas, incrementaba el miércoles el precio del dinero en 25 puntos básicos hasta el rango comprendido entre el 1% y el 1,25%. La autoridad monetaria, además, abría la puerta a un tercer aumento en 2017, reconociendo la buena marcha de la economía.

Vea también: La Fed no pasará desapercibida

“El paro lo ve bajando al 4,3% este año y al 4,2% en 2018, en lo que supone prácticamente el pleno empleo. El IPC quedará en el 1,6% y luego se colocará en el 2%. Es decir, un panorama optimista en principio, si se cumplen sus previsiones”, destaca Ramón Morell, analista de ETX Capital España.

James Athey, gestor de inversiones en Aberdeen AM, destaca que, más allá de la relativa debilidad de la macro en el arranque del ejercicio, “no se ha producido ningún cambio sustancial en una economía que ha estado creciendo de forma constante y que lleva absorbiendo subidas de tipos durante algunos años. Todo lo que conseguirán si se detienen ahora es avivar burbujas y temores para el futuro”.

Los tipos, añade CaraxAlphavalue, “si bien, siguen estando en niveles bajos, consolidan el movimiento alcista iniciado en diciembre de 2015”. Además, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, anunció que sigue adelante en sus planes para deshacerse de los 4 billones que tiene de exceso en su balance como consecuencia de la compra masiva de deuda pública y privada entre 2008 y 2014. Eso sí, “de forma muy paulatina”, apuntan desde Link Securities. “Por tanto, reunión sin novedades, con un resultado predecible, exactamente lo que gusta a los mercados financieros”.

Vea también: Caixabank: top pick en bancos

Destaca la firma la “falta de nuevos catalizadores para impulsar los índices, así como el lastre que vienen representando para los mismos en los últimos días sectores como el bancario, muy penalizado por la caída de las rentabilidades de los bonos, consecuencia ésta de un entorno de menor inflación del adelantado, y como los relacionados con las materias primas debido a la debilidad que siguen mostrando los precios de las mismas, en especial los del crudo. Además, el escenario político estadounidense vuelve a enturbiarse con la investigación abierta al presidente Trump, al que pueden terminar acusando de obstrucción a la Justicia por el despido del ex director del FBI, Comey”.

Finalmente, este jueves se reúne el Banco de Inglaterra (BoE por sus siglas en inglés). Encuentro que debería finalizar sin cambios ni en tipos, ni en estímulos, “particularmente en un momento en el que el contexto político es tan incierto”, detalla Michael Hewson, de CMC Markets UK. Asimismo, los ministros de Finanzas de la Zona Euro llegan a Luxemburgo para discutir sobre el rescate y la deuda de Grecia

Vea también: Electrónica y Software atacan máximos anuales para reforzar su posición