El Ibex encabeza las subidas de las bolsas europeas y el sector financiero, clave para el selectivo, se ha quitado un importante lastre con Banco Popular. De esto y del selectivo hablamos con Álvaro Blasco, director de ATL.

Vamos a comenzar hablando de la situación de Europa en general. Se reduce el riesgo político, se mantiene la política acomodaticia, la macro mejora…¿será el segundo semestre mejor para las bolsas europeas?

Creo que el segundo semestre va a ser bueno. Donde ha entrado bastante dinero, esos flujos de dinero que iban destinados hacia Estados unidos se ha acelerado hacia Europa y eso va a seguir pero es posible que no siga con la misma intensidad pero hay muchas compañías  que han alcanzado ya valoraciones importantes y su recorrido es algo menor. Pero aun así esperamos un buen segundo semestre para las bolsas en general y en particular para las europeas donde pensamos que no hemos tenido cambio de mensaje del BCE, hemos tenido grandes citas políticas, estamos en una buena posición en cuanto a expectativas de resultados y creo que todavía tenemos bastante buena recorrido en estos momentos.

El Ibex35 es el que más ha avanzado, ¿queda potencial en nuestro selectivo?

Sí, es verdad que es el índice que mejor lo está haciendo pero tenemos que tener en cuenta que el gap que teníamos desde el nivel en el que estaba el Ibex desde antes de la crisis, de la que todavía no hemos terminado de salir, todavía está muy lejano. Por lo tanto sí, las compañías tienen muy buenas expectativas porque las reestructuraciones han provocado unos ahorros de costes muy importantes pero también, y más significativo, es que estamos viendo incrementos de ventas.

Por otro lado, igual que las compañías españolas han sido muy penalizadas por su exposición a Latinoamérica, pues hay gente que piensa que entrar en emergentes se puede hacer a través de compañías como las españolas, y eso produjo ventas importantes en nuestro mercado, ahora hay un nuevo acercamiento de los inversores y los emergentes es uno de los mercados que tienen muy en cuenta. Con lo cual que hay inversores que entran en esos países a través de compañías españolas. Por fundamentales, expectativas de resultados y recorrido nuestro índice seguirá siendo puntero en las inversiones.

En Wall Street también ¿hay potencial?

Nosotros pensamos que hay recorrido y en todos sus índices lo que pasa es que estamos en unas posiciones muy cercanas a máximos y siempre que llegas ahí necesitas un aliciente mucho mayor. Los mercados USA tuvieron una inyección importante de optimismo con la llegada de Trump y en los últimos meses las expectativas se han ido diluyendo y serán más lentas, con lo que deberíamos ver un alto en el camino. De hecho, sería sano y bueno que hubiera una corrección. El crecimiento no cumplirá con las previsiones para dar impulso al mercado pero es cierto que sus compañías tendrán buenos resultados.

Volviendo al Ibex35, la banca se ha quitado de encima Banco Popular, ¿qué visión tiene del sector?

Todavía tiene bastante castigo. No hay que olvidar que es un sector “rescatado” hace pocos años y todavía tiene que consolidar muchas de esas situaciones. Aunque no esperamos subidas de tipos en Europa es posible que a finales de año o comienzos de 2018 comencemos a oír acerca de la subida de tipos y eso beneficiará a los bancos. Y además, estamos en una situación en la que la perspectiva económica va a superar el 3% y me parece que da algo más de alegría en el país y eso hace que las cuentas de resultados de entidades financieras tengan una mejora de las márgenes y resultados. Por lo tanto, ahí tenemos buen recorrido.

Si nos vamos a mercados internacionales, estamos viendo un año con estabilidad de divisas, previsión de mejor crecimiento, Brasil saliendo de la recesión y eso es una buena noticia para nuestras entidades financieras. Apostar por cualquier de los dos grandes es una buena opción.  Dentro de la banca mediana, nos decantamos por Bankinter que es caro pero es muy eficiente y sigue creciendo tanto en calidad como eficiencia de sus clientes.

Y luego Sabadell y Liberbank están haciendo bien las cosas, sus cuentas están claras a pesar de que sigan con fuerte morosidad pero las cosas para nada tienen que ver con una situación que debiera inquietar a sus accionistas.

Y ya para finalizar, si Popular ha sido un alivio lo que ha hecho ha sido golpear la confianza de los valores de pequeña y mediana capitalización. ¿Está justificada?

Más que justificada o no, lo que vemos es que el inversor es miedoso y cuando ves a una entidad del calibre de Popular con una fama y prestigio caer, te planteas si aquellas compañías que hacen esfuerzos para salir de situaciones complicadas conoces todo lo que tienes que conocer. Es lógico que compañías de mediana y pequeña capitalización en las que ha habido restructuraciones algunos inversores piensen que no es momento de estar en ellos. Creo que las que han reestructurado su negocio en general están bastante bien pero hay que discriminar por tipo de compañías y plantearse que no haya problemas para salir.

Normalmente son compañías en las que tenemos un porcentaje pequeño de la inversión.