Con un repunte acumulado superior al 45% y al 13% en lo que va de año respectivamente, Banco Santander y Telefónica parecen contar con un buen respaldo para hacer frente a un nuevo ‘viento en contra’: Brasil. Terremoto político en el país latinoamericano, que hunde su Bolsa y deprecia su divisa, y cuyas réplicas se sienten con fuerza en dos de los grandes valores del selectivo español.


Con permiso de CaixaBank, Banco Santander es la entidad cotizada más beneficiada por la remontada del sector financiero al calor de las mejores perspectivas macro, el apetito por el riesgo y el nuevo entorno esperado de tipos en ascenso. Sus cuentas del primer trimestre lograban batir las estimaciones del consenso en todas las líneas principales de su balance: el margen de intereses repuntaba un 10% (8.402 millones de euros) y su beneficio un 14% (1.867 millones de euros).

Los expertos de Renta 4 destacaban de estas cifras la “buena evolución de Brasil y Latinoamérica”, pues aporta “visibilidad para conseguir objetivos a nivel de grupo, mientras que en el futuro existe potencial de mejora en ingresos en Europa ante una normalización de tipos. Aprovecharíamos recortes para tomar posiciones”, apuntaban.

Así, no es de extrañar que la reciente tormenta política que se ha desatado en el país haya impactado con fuerza en el valor, después de que la propia Bolsa carioca se haya hundido un 9% y el real brasileño un 8% frente al dólar.

Y es que el presidente, Michel Temer, está siendo investigado por el presunto soborno a Eduardo Cunha, ex presidente de la Cámara de Diputados, impulsor de la destitución de su predecesora, Dilma Rousseff, y la oposición solicita su salida del cargo.

“Estos rumores podrían poner trabas a las reformas económicas que aún tiene que cometer Brasil”, subrayan los expertos.  “La inestabilidad del Gobierno no es ninguna buena noticia para las compañías que obtienen allí una buena parte de sus ingresos”, añade Victoria Torre, de Self Bank.

En medio de estas informaciones, Banco Santander se dejaba el jueves un 3,69% y en la corrección le acompañaron también otras grandes compañías con fuerte presencia en el país latinoamericano: Mapfre (-4,48%) y Telefónica (-1,33%). La teleco sufrió menos el envite carioca, a pesar de que a cierre de marzo Brasil se convertía en el país que más ingresos aporta a la compañía (con un Oibda de 1.104 millones de euros).

 

 

Al estallar el escándalo político que acabó con la destitución de Rousseff, Daniel Pingarrón, analista de IG, señalaba que “lo que pasa en Brasil afecta al Ibex casi tanto como lo que sucede en España”.

Con todo, si echamos un vistazo a los indicadores técnicos premium de Estrategias de Inversión, a pesar de que la volatilidad de largo plazo es creciente para Banco Santander, la entidad se alza con una puntuación de 8,5 sobre 10 y su tendencia y momento son positivos.

 

 

Algo más rezagada está Telefónica, con una nota de 6,5, y una tendencia de medio plazo bajista (alcista a largo). El momento es positivo, pero la volatilidad a largo creciente.