Saldo mixto en las Bolsas europeas después de que las elecciones de Reino Unido se hayan saldado con una pérdida de la mayoría de los conservadores y ante la fuerte caída de la libra. El Ibex defiende los 10.900 puntos, pendiente de los pequeños valores que se han visto lastrados por la caída del Popular. Mientras, el euro repite en los 1,12 dólares, y el crudo busca remontar al filo de los 48 dólares el barril.

El Ibex abre con subidas del 0,14%, hasta los 10.967 puntos. Defiende el selectivo la cota de los 10.900 puntos y el saldo positivo semanal, cinco días en los que apenas repunta un 0,4%, y que serán recordados por la resolución de Banco Popular y su posterior venta, por un euro, a Banco Santander. La entrada en escena de Bruselas ha dejado a los accionistas de la primera entidad sin nada…

Y en su caída ha ‘arrastrado’ la cotización de no pocos pequeños valores de la Bolsa española, como Gamesa, Service Point u OHL. “Entendemos que muchas veces las reacciones de los inversores, especialmente de los minoristas, tienen un importante componente psicológico, lo que provoca que terminen pagando ‘justos por pecadores’. De continuar el castigo a este tipo de valores entendemos que van a surgir interesantes oportunidades de inversión, aunque habrá que separar bien el ‘grano de la paja’”, apunta Link Securities.

Así las cosas, son IAG y Mediaset España los valores que más pierden del Ibex en la apertura; mientras que ArcelorMittal y REE destacan en positivo.

Vea también: Liberbank: una inversión de valor

Fuera de nuestras fronteras, apunta Ramón Morell, analista de ETX Capital España, resume que “el ‘Superjueves’ finamente no fue gran cosa”. Ni el Banco Central Europeo (BCE), ni su presidente, Mario Draghi, “movieron apenas a los mercados como podía esperarse, a pesar de que por primera vez omitió en su discurso la referencia a qué podrían bajarse aún más los tipos si fuera necesario, dando pie a un cambio de política que podría ver el fin ordenado de la política de ‘dinero para todos’”.

Por su parte, el ex director del FBI, James Comey, “dijo lo que ya había dicho antes, que Trump le sugirió que abandonara la investigación de la trama rusa y sus relaciones con los colaboradores del presidente y también comentó que ojalá hubiera grabaciones de dicha conversación”. Destacar que el republicano ha convocado una conferencia de prensa este viernes, en la que se espera que, además de promocionar su programa de infraestructuras, haga observaciones sobre esta comparecencia…

Vea también: Mario Draghi no tiene prisa con un IPC por debajo del 1,0%

Los conservadores pierden la mayoría en Reino Unido: atentos a Santander, Ferrovial, IAG…

En cualquier caso, el catalizador de la jornada son los resultados definitivos de las elecciones de Reino Unido. Por el momento, parece que los conservadores de Theresa May han perdido la mayoría de la que gozaban, mientras que los laboristas han escalado posiciones. Pende de un hilo el futuro de la primera ministra y lo que está claro es que el futuro gobierno será de coalición.

“Las negociaciones sobre el Brexit deberían comenzar dentro de unos días, ahora hay dudas no sólo sobre el porvenir de May, sino también sobre la fortaleza de Reino Unido en estas conversaciones. El secretario encargado del proceso, David Davis, de hecho, ha admitido que la perdida de la mayoría conservadora significaría que el mandato de abandonar a Unión Europea (UE) ha desaparecido y esto pone en duda si llegará a suceder”, apunta Michael Hewson, de CMC Markets UK.

Incertidumbre que ha impactado directamente en la libra, retrocediendo bruscamente. James Butterfill, director de análisis y estrategias de inversión de ETF Securities, no descarta que la divisa termine poniendo a prueba los 1,24 dólares y advierte sobre la vulnerabilidad del Ftse 250, mucho más expuesto al país que el general Ftse 100 que se beneficia más de la debilidad de la moneda.

“Malos tiempos para la política británica que podrían terminar impactando en su economía. Habrá que estar atentos a la reacción de los valores españoles con más exposición al mercado británico, entre ellos Banco Santander, Banco Sabadell, Telefónica, Ferrovial, IAG e Iberdrola. Si bien un futuro económico menos brillante para el país debería cotizar negativamente, el hecho de que ahora es más factible que se produzca un ‘Brexit blando’ o, incluso, que se vuelva a votar sobre el mismo, entendemos que es positivo para estos valores”, detallan desde Link.

Vea también: Los sobresalientes se encuentran en el mercado inmobiliario