Tras cerrar el viernes por segunda jornada consecutiva en máximos, Wall Street se toma un respiro en el arranque de una semana marcada por las elecciones en Reino Unido y la reunión del BCE. El petróleo, por su parte, corrige bajo los 50 dólares el barril de Brent; mientras el euro se cruza en los 1,12 dólares.

Wall Street inicia la semana con ligeros descensos tras los atentados terroristas del pasado sábado en Londres y con la vista puesta en las elecciones de Reino Unido y la reunión del Banco Central Europeo (BCE), ambas citas el jueves.

Corrige la Bolsa neoyorquina desde nuevos récords y Daniel Pingarrón, de IG, llama la atención sobre la “fortaleza exhibida por los índices americanos en las últimas semanas, muy sorprendente y sin la cual la renta variable europea estaría probablemente más cerca de soportes”.

Recordemos que el viernes pasado se publicó un Informe de Empleo de mayo menos fuerte de lo esperado (con una creación de 138.000 puestos de trabajo frente a los 182.000 previstos), si bien, desde el Departamento de Análisis de Bankinter creen que, “aun así, lo más probable es que la Reserva Federal (Fed) vuelva a subir los tipos en su reunión del próximo 14 de junio, hasta el rango del 1%-1,25%”.

Antes, apuntan, tenemos dos hitos: los comicios británicos y el encuentro del BCE. Asimismo, añaden, se publicarán datos relevantes, “aunque creemos que, en la práctica, quedarán en segundo plano. Conoceremos el dato final de pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos y el ISM servicios”.

Vea también: "Esta semana pondrá a prueba a los mercados

Con todo, en conjunto consideran que, “salvo por China (el PMI manufacturero Caixin ha entrado en contracción) y el petróleo el panorama es alentador. Es improbable que las Bolsas corrijan significativa, pero también que reboten de manera relevante. Entramos en un mercado de consolidación que invita a posicionarse en activos más tranquilos, por ejemplo, en compañías de alta rentabilidad por dividendo”.

En lo que respecta al crudo, corrige posiciones a estas horas, tras rebotar con cierta fuera en la primera parte del día, después de que Arabia Saudí, Egipto, Emiratos y Barein hayan roto relaciones con Qatar, al que acusan de connivencia con el terrorismo y de inmiscuirse en asuntos propios de otros países.

Y en el plano empresarial, fuertes subidas para TG Therapeutics, tras buenos resultados en un tratamiento sobre la leucemia; mientras Apple cede ligeramente, después de que Pacific Crest haya rebajado su consejo sobre el valor a neutral desde sobreponderar. Blackstone, por su parte, ha hecho una oferta de 1.980 millones de dólares por Sponda.

Así las cosas, Renta 4 coincide al reiterar: “Seguimos viendo cierta fortaleza de fondo en los mercados, no obstante reiteramos nuestro mensaje de prudencia, teniendo en cuenta tanto los riesgos recientemente surgidos (tensiones políticas en EEUU y Brasil, incremento del riesgo geopolítico) que se suman a otros que consideramos que el mercado a día de hoy no está recogiendo, y teniendo en cuenta que alguno de ellos podría materializarse, lo que daría lugar a una corrección que permita alcanzar puntos de entrada más atractivos frente a los actuales”.

Vea también: "Si llega la corrección es para comprar, no un techo de mercado"