Este martes 31 de octubre se celebra el Día Mundial del Ahorro. Un día más para la mayoría de ciudadanos, pero en el que conviene repasar algunos datos para testar el estado de la economía española y ver si el país está creciendo de una forma sana o no. El ahorro de los hogares llegó a los 28.811 millones de euros en el segundo trimestre del año, un 7,4% menos que en el mismo trimestre de 2016, según los últimos datos que recogen las cuentas trimestrales no financieras del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La tasa de ahorro de las familias españolas se situó en el 14,8% de su renta disponible, frente al 16,4% del mismo trimestre del año anterior. Sin embargo, aunque los datos apuntan que los españoles ahorran cada vez menos al ritmo que la economía mejora, el nivel de endeudamiento se reduce.

En lo que va de año, la deuda privada de las familias españolas ha ido descendiendo a un ritmo interanual del 1,2%. En flujo efectivo se ha incrementado, sin embargo, en marzo en 411 millones de euros, en abril en 61 millones y en julio en 8.246 millones. El endeudamiento total ascendió hasta los 706.303 millones de euros en agosto, el nivel más bajo desde 2006, según las estadísticas del Banco de España.

Según Javier Santacruz, autor del informe ‘Longevidad y cambios en el ahorro y la inversión’ y economista en la Universidad de Essex (Reino Unido) apunta que “más del 60% de las familias españolas gastan más de lo que ingresan al mes, lo que les obliga a recurrir al endeudamiento de forma continua”.

“La familias españolas tienen una propensión muy grande a endeudarse y aunque ha habido un cierto desapalacamiento de la deuda de los hogares en los últimos años esto es algo generalizado en el tiempo. Estos desequilibrios a la larga siempre se pagan”, crítica Santacruz.

El profesor del IEB Javier Niederleytner comenta, sin embargo, que “hay mucha deuda heredada del pasado, que obviamente hay que pagarla. Pero el último dato del Banco de España nos denota que el saldo vivo del crédito de los españoles está disminuyendo. Se tardará algo hasta que todo esto se ajuste”.

AHORRAR PARA LA JUBILACIÓN

Según Self Bank, los viajes, seguido de los imprevistos, la educación y la jubilación están entre las prioridades de ahorro de los españoles. Españoles y franceses están entre los europeos que menos porcentaje de sueldo dedican a ahorrar para la jubilación. El estudio de ‘Preparación para la Jubilación 2017’ de la aseguradora Aegon señala que sólo el 29% de los españoles ahorra de forma habitual para su jubilación, un porcentaje dos puntos por encima del dato del año anterior.

Este aumento en el ahorro enfocado para completar la jubilación también lo recoge el barómetro del ahorro del Observatorio Inverco. Seis de cada diez españoles cuenta con un plan de pensiones, como primera opción de ahorro, seguido de los depósitos (48%) y los fondos de inversión (33%). Según se desprende del barómetro que elabora la patronal de los fondos de inversión, el ahorro particular es principalmente conservador (58%) y la seguridad se mantiene como el factor más importante a la hora de decidir dónde invertir, seguido de la transparencia y la confianza.

Ante la reforma pendiente del sistema público de pensiones, el envejecimiento de la población y la mayor esperanza de vida, desde Banco Mediolanum apuntan que  “la pensión nos permitirá afrontar las necesidades básicas, pero de nosotros dependerá poder mantener el nivel de vida que nos gustaría una vez jubilados. Desde la entidad, siempre hemos definido el ahorro para la jubilación como el objetivo más importante del ahorro. Y creemos que se tiene que iniciar lo antes posible y tiene que ser regular y sistemático. Es decir, cuanto más joven mejor y una cantidad fija cada mes: porque en un objetivo a tan largo plazo el tiempo puede ser nuestro mejor aliado”.

La vivienda o el coche son otras de las metas específicas de muchos ahorradores. Cabe tener en cuenta que las entidades bancarias suelen financiar el 80% del precio del inmueble a comprar, por lo que es recomendable conseguir ahorrar alrededor del 30% de su coste. “Hay que tener en cuenta que ahorrar no es solo guardar dinero sino también que este crezca, debemos conseguir que nuestros ahorros generen una rentabilidad y para ello es fundamental estar bien informados y dedicarle a nuestro dinero el tiempo que se merece”, subraya Victoria Torre, responsable de Análisis de Self Bank.