Telefónica, el elefante azul, que su presidente José María Álvarez-Pallete tenía que poner a bailar, se encuentra en su peor momento en bolsa, cae en bolsa un 28% en lo que va de año, a pesar de encontrarse Telefónica en uno de los sectores que mejor se deben comportar en la pandemia y señalado por los analistas cómo de los primeros en salir de la crisis.

¿Entonces porque sigue cayendo Telefónica en bolsa?

El mercado habla de tecnología y telecomunicaciones, y están apostando más por lo primero que por lo segundo, pero Telefónica está más en telecomunicaciones, ya que sus ingresos más importantes vienen por la parte de servicios a particulares y empresas, y la gran deuda que tiene Telefónica -de esto ya son años lo que se viene hablando-, hace los analistas no terminen de ver con buenos ojos a la compañía.

Vean el gráfico histórico de Telefónica, cada vez más cerca del siguiente soporte que de lograr una remontada sería en bolsa.

De hecho, el último informe que ha realizado UBS sobre el sector, el banco de inversión apuesta más por sus competidores que por Telefónica, no parece darle mucho recorrido a la estrategia de “fusión” ofreciendo contenidos y fútbol, mientras que a Vodafone si le da recorrido bursátil apostando por contenidos de terceros exclusivamente.

Mucha deuda y pago por el fútbol no parece que cuele en las carteras de los grandes inversores en este momento en bolsa. Las apuestas son otras y sin estos grandes inversores tomando posiciones en Telefónica a la compañía le cuesta mucho salir del bache.

El dividendo es el único gran activo que lleva a la junta Telefónica, un dividendo superior al 8% en estos momentos, aunque apuesta por el llamado 'scrip dividend', una parte en acciones y otra en efectivo, que es mucho menos interesante para los gestores de fondos que les gusta invertir en compañías con alto dividendo. Blackrock, BBVA y Caixabank están teniendo minusvalías latentes en sus posiciones en la operadora, tan solo el dividendo ofrece una ayuda a mantenerse en la compañías como socios de referencias y la presión que están haciendo sobre Telefónica es notoria para que Pallete logre darle una vuelta a la situación actual.

Telefónica se presenta ante su junta de accionistas con Pallete en el peor momento

El presidente de Telefónica también lleva a la junta de accionistas uno de los dos grandes hitos que tenía la compañía y es dar una solución a su filial del Reino Unido, con la fusión con Virgin al menos la parte Inglesa de la compañía podrá tener un recorrido que a día de hoy se había quedado estancado, logrará en los próximos meses hacer sinergias de costes y venta cruzadas de productos.  Pero los inversores no parece que les haya conmovido la operación, desde que fue anunciada, la compañía cae más de un 7% en bolsa.

El gran 'hito' que Telefónica no lleva a la junta es deshacerse de todo su negocio en América Latina de la compañía, y quedarse solo con Brasil, ese esa es la gran noticia que espera el mercado y que según aparecen los datos económicos que está dejando el coronavirus, no parece que en el corto y medio plazo vaya a poder hacerse, ya que es una de las zonas que más están sufriendo no solo a nivel sanitario, sino económico, por lo que será difícil encontrar compradores o socios que quieran poner dinero a las valoraciones que Telefónica está buscando, por lo que o no se darán o serán con perdidas importantes para Telefónica.

Pallete lleva más de cuatro años como presidente, y más de 20 años en la compañía, ya conocía los retos que tenía para la nueva visión de la empresa, y es cierto que el momento no le ha acompañado, pero todas las medidas que está tomando parece que se quedan cortas a la hora de lograr el beneplácito de los mercados, y no parece que las cosas vayan a mejorar en los próximos dos años. Llegar a la junta de accionistas con la cotización por debajo de los 5 euros no es un buen bagaje por muchas excusas que tengamos.

Las buenas alianzas que está haciendo Telefónica con Microsoft o Google para incrementar la transacción digital de la compañía y que sea parte de las nuevas palancas de ingresos, son minucias comparado con su negocio principal y mientras esas nuevas líneas de ingresos sean interesantes,  pasarán años , y a corto plazo no reportarán grandes alegrías a los inversores.

Recordemos sus datos, los ingresos asociados a la conectividad de banda ancha junto a los servicios más allá de la conectividad representan el 65% sobre el total de ingresos de servicio, dos puntos porcentuales interanual impulsado por el foco de la compañía en la monetización de datos y los servicios digitales, mientras que el peso de la voz y el acceso se reduce en un punto porcentual hasta un 33%. Así, los ingresos de servicios digitales alcanzan 1.895 millones en enero-marzo y crecen un 6,3% interanual

Si miramos la valoración que hacen nuestros Indicadores Premium de Telefónica, podemos ver que la compañía se encuentra aún suspendiendo  en bolsa, sigue con una puntuación de 3 sobre 10 puntos posibles y lejos del aprobado (5 puntos y sobre todo muy lejos de ser un buen valor en bolsa (a partir de 7.5 puntos consideramos que es un buen momento de entrar en estas acciones).

Vemos claramente cómo el valor ha estado bajista y nuestro indicador (color rojo) apenas ha estado por encima del precio de la acción, señal inequívoca que no había que estar en el valor.

Si quiere ver la cotización y los análisis de Telefónica pinche aquí y vea el resto de recomendaciones para invertir.

Aprende a invertir a corto, medio y largo plazo.

En Estrategias de Inversión hemos desarrollado nuestra septima edición del Programa Práctico de  Estrategias de Inversión y Trading para aprender a invertir a corto, medio y largo plazo.

Aprenderás a invertir con profesionales de los mercados financieros y utilizando las técnicas que realmente funcionan a la hora de invertir.
 

Solicita información gratuitamente  y descubre  nuestro programa pensado para inversores particulares.

 

Pide información