El precio del crudo alcanzó hoy nuevos récord al situarse, sobre las 12H45 GMT, en 117,81 dólares en el mercado de Nueva York y 114,86 dólares en Londres, a causa de la debilidad del dólar, la negativa de la OPEP a aumentar la producción y nuevos ataques en Nigeria. La imparable escalada de precios continúa produciéndose por la intransigencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a aumentar la producción para que bajen los precios. De hecho, los miembros de la OPEP (que controlan el 40% de la producción mundial de crudo), muchos de los cuales se encuentran reunidos en Roma en el Foro Internacional de la Energía, rechazan cualquier responsabilidad en la subida de precios del petróleo y considera que el mercado está suficientemente abastecido.
Haciéndose eco de la inquietud de los países consumidores, el director general de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Nobuo Tanaka, estimó el lunes en Roma que el precio del petróleo "es demasiado elevado para todo el mundo", aunque consideró que la producción es "suficiente". Contrariamente a aquellos que defienden el agotamiento de las reservas de petróleo en 20 años, Tanaka aseguró que el problema del aumento de precios no está "bajo tierra", en las reservas existentes, sino "en la superficie", a causa de la falta de inversión y de normativas proteccionistas que limitan la competencia. A esta espiral alcista contribuyó el domingo el ministro argelino de Energía y presidente de la OPEP, Chakib Jelil, al afirmar que el cartel no necesita aumentar su producción, pese a las peticiones en este sentido de los países consumidores. "El precio del petróleo no puede bajar" porque "los costes de producción aumentaron", añadió el lunes el ministro venezolano de Petróleo, Rafael Ramírez. El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, cuyo país es uno de los "halcones" del cartel, se mostró provocador el sábado al afirmar que el barril aún no estaba lo suficientemente caro. Otro dato que no favorece la bajada de los precios del petróleo es la debilidad del dólar estadounidense, que abarata las materias primas y empuja a los inversores a protegerse de la inflación. El dólar seguía depreciándose este lunes frente al euro. En las primeras transacciones de la mañana, la moneda europea cotizaba a 1,5864 dólares, frente a los 1,5814 dólares del viernes en Nueva York. Por último, el principal movimiento armado en el delta de Níger (sur de Nigeria) aseguró el lunes, en la prensa, que había atacado durante la noche dos oleoductos en el sur del país que según este grupo pertenecen a las compañías Shell y Chevron. "Entre la 01H00 y las 03HOO de la madrugada, comandos del Movimiento para la Emancipación del Delta del Níger atacaron dos importantes oleoductos (...) Estos oleoductos podrían pertenecer a Shell y Chevron", indicó el mensaje que evocó una "Operación ciclón" destinada a "arruinar a la industria de exportación petrolera de Nigeria", primer país productor africano. Ninguna de las dos compañías citadas pudieron confirmar el lunes los ataques. El pasado viernes, este grupo ya había reivindicado, en un comunicado remitido a la AFP, el sabotaje de un importante oleoducto de la forma anglo-holandesa Royal Dutch Shell.omson Financial News.