El euro recuperó hoy posiciones después de que el Banco de Inglaterra anunciara una nueva inyección de liquidez en libras esterlinas, y podría llegar a los 1,60 dólares a lo largo de la semana. Hacia las 15.50 horas GMT, la moneda única cotizaba a 1,5882 dólares, frente a los 1,5731 dólares del viernes por la tarde. Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) fijó hoy el cambio oficial del euro en 1,5898 dólares.
El Banco de Inglaterra anunció que canjeará temporalmente bonos del tesoro por hipotecas bancarias por un valor de 50.000 millones de libras (62.500 millones de euros) para inyectar liquidez. La medida adoptada por el Banco de Inglaterra lastró la cotización del dólar y de la libra esterlina. El fuerte encarecimiento del petróleo, que batió cifras récord la semana pasada, perjudicó la cotización del billete verde. El euro batió el jueves pasado un récord en 1,5982 dólares, tras el incremento de la inflación en la zona del euro en marzo hasta el 3,6%, pero posteriormente cayó por recogida de beneficios. Los datos económicos fundamentales a ambos lados del Atlántico hacen pensar que se mantendrá la debilidad del billete verde ya que va a aumentar el diferencial de los tipos de interés entre ambas zonas económicas a favor de la zona del euro. La banda de fluctuación en que se movió hoy el euro fue muy amplia y osciló entre 1,5741 y 1,5948 dólares.