La cautela se impone en las Bolsas europeas en la cuenta atrás para las elecciones de Reino Unido, la reunión del BCE y la declaración del ex director del FBI ante el Congreso de EEUU, todo ello el jueves. El Ibex se aleja de los 10.900 puntos, pendiente un día más de Banco Popular, cuyos representantes se reúnen este martes con la autoridad monetaria de la Zona Euro.

El Ibex abre con un descenso del 0,46%, hasta los 10.884 puntos; y Banco Popular cae un 2,37%, hasta los 0,33 euros. La entidad volvió a desplomarse el lunes en Bolsa un 18% y en apenas cuatro jornadas ha perdido la mitad de su valor. Los analistas de Barclays rebajan su precio objetivo hasta los 0,45 euros, desde los 0,70, recorte que coincide con la reunión de su directiva con el Banco Central Europeo (BCE). El banco capitaneado por Emilio Saracho defiende su viabilidad, pero las dudas sobre su solvencia y escasez de alternativas (ampliación o compra) se mantienen.

Para Link Securities, “la falta de respuesta a esta situación por parte de sus gestores hace poco probable que la presión sobre las acciones vaya a aflojar en el corto plazo. No obstante, lo que más nos preocupa es que la solución parece cada vez más compleja a medida que se deteriora la cotización. Seguimos recomendando a los particulares no intentar tradear el valor dado el elevado riesgo de operar en él en estos momentos. Destacar, por último, que el resto de bancos cotizados han logrado, de momento, desmarcarse de su hundimiento, lo que indica que los inversores son capaces de ‘discriminar’, al entender que los problemas de la entidad son individuales y no afectan al sector bancario español en su conjunto”.

Con permiso del banco, también es noticia Repsol, tras anunciar el mayor descubrimiento de gas de los últimos cinco años en Trinidad y Tobago. La capacidad de los pozos equivale al suministro de dos años en España.

Vea también: "Los datos macro deberían hacer replantearse a Yellen la subida de tipos de interés en junio"

Así las cosas, la petrolera e Indra son los valores que más suben en la apertura del Ibex; mientras que, con permiso de Popular, Aena y ArcelorMittal lideran los descensos.

Fuera de nuestras fronteras, destacar que Alphabet, matriz de Google, ha logrado superar los 1.000 dólares por acción; mientras que Apple ha presentado sus novedades en su conferencia mundial de desarrolladores, apostando por la realidad virtual y aumentada, altavoces inteligentes  y los nuevos iPad Pro e iMac Pro.

‘Superjueves’

Con todo, los inversores se mantienen realmente pendientes de las tres citas que tiene este jueves: la reunión del Banco Central Europeo (BCE), las elecciones de Reino Unido, y la comparecencia del ex director del FBI James Comey en el Congreso.

Vea también: Esta semana pondrá a prueba a los mercados

Donald Trump ha emergido de nuevo y sensibiliza a los mercados con sus tweets, ya sea porque lo que dice remueve a los operadores o porque les conmueve por su característica capacidad de grandilocuencia sin sustancia, como en sus últimos comentarios sobre el plan de infraestructuras”, apunta Ramón Morell, analista de ETX Capital.

En cuanto a los comicios británicos, un nuevo sondeo incrementa el apoyo a los conservadores de Theresa May hasta el 41,5% (desde el 40,4%), frente al 40,4% de los laboristas. Con todo, tal y como señala Michael Hewson, de CMC Markets UK, “uno de los factores más notables de esta cita con las urnas es la falta de consistencia de las encuestas de opinión, hasta el punto que se han vuelto similares a lanzar dardos en una diana (…) cada vez son menos útiles, pero tienen potencial para mover a los mercados y es probable que continúen haciéndolo a medida que avanzamos hacia el jueves”.

Finalmente, en lo que respecta al BCE, desde Ebury señalan que “que proporcionará los puntos clave para comprender los plazos que maneja el Consejo para eliminar su modo expansivo, salir del programa QE (compras de deuda) y empezar a subir los tipos de interés”. En este contexto, Carax Alphavalue se muestra preocupada por “la prima de riesgo de Italia, situada cerca de los 200 puntos básicos y la baja rentabilidad del Bund (0,287%). Mario Draghi intentará suavizar el optimismo, pero mantendrá buenas expectativas de recuperación”.

Vea también: La ruptura de los mínimos de mayo nos deja en fase de consolidación