La remontada protagonizada por el petróleo, a pesar de ‘tropiezos’ como el de comienzos de mes, hace brillar a Repsol, con más de un 11% de revalorización en lo que va de año a punto de alcanzar el ecuador de 2017. Por el contrario, Técnicas Reunidas con pérdidas superiores al 7%, no se 'contagia' del brillo del rudo.

Recupera los 50 dólares el barril de West Texas y acaricia los 55 dólares el de Brent, tras lograr remontar cerca de un 10% desde los mínimos de mes, cuando arranca la cuenta atrás para la reunión de la OPEP en Viena de este jueves, 25 de mayo. Encuentro clave en el que el mercado, tras el avance del fracking y los inventarios de crudo de Estados Unidos, tiene puestas todas las esperanzas y espera que se amplíen los recortes de producción acordados en diciembre hasta finales del primer trimestre de 2018, para lograr (al fin) el tan ansiado reequilibrio entre oferta y demanda.

Recordemos que 2017 arrancaba con el compromiso del cártel de implementar reducciones de hasta 1,2 millones de barriles diarios; al tiempo que desde fuera de la OPEP, países como Rusia, concedían asimismo rebajas de 600.000 barriles adicionales. De momento, según la Agencia Internacional de la Energía, el pacto se está cumpliendo en un 96%, y sobre el mismo, el crudo ha brillado con fuerza. Ahora bien, los valores relacionados con esta materia prima del IbexRepsol o Técnicas Reunidas corren distinta suerte.

Así, la primera gana en lo que llevamos de ejercicio más de un 11%; mientras que la segunda, registra pérdidas superiores al 7%.

 

 

Destacan los expertos la capacidad de Repsol para adaptar su estrategia de negocio a un entorno de bajos precios y consideran que sus resultados del primer trimestre (beneficio de 689 millones de euros, un 59% más) la sitúan en el buen camino para cumplir con sus objetivos anuales.

De hecho, desde Renta 4 creen que “a futuro, una vez las agencias de rating mejoren su calificación crediticia de la petrolera (tanto Fitch como S&P ya han revisado su perspectiva a estable desde negativa), podríamos asistir a la eliminación del formato scrip en el dividendo, recompra de acciones y mejora de la retribución al accionista”.

Vea también: "Análisis Técnico Mediaset, Ferrovial, Cellnex, Mapfre y Repsol"

Mientras, los indicadores premium de Estrategias de Inversión le otorgan una puntuación de 9 sobre 10. Tanto la tendencia de medio, como de largo plazo, de Repsol es alcista, con momento positivo y volatilidad decreciente.

 

 

Algo más rezagada se encuentra Técnicas Reunidas, con una ‘nota’ de 7 sobre 10, y es que, su tendencia de medio plazo es bajista (alcista de largo), y el volumen de largo decreciente. Con todo, el momento es positivo, y la volatilidad decreciente.

La compañía lograba alcanzar un beneficio de 37 millones de euros a cierre de marzo, lo que suponía un incremento del 21,2%, y durante la presentación de sus cuentas ofrecía unas previsiones optimistas para este 2017, en el que se centrará en ejecución de proyectos, disciplina de caja y márgenes estables. Los analistas destacan la fortaleza de su cartera de pedidos y esperan un buen momentum de adjudicaciones para la compañía.