Los temores sobre el impacto de la variante ómicron del coronavirus siguen aumentando después de que se conoció el primer caso en Estados Unidos y el banco central japonés advirtiera sobre dificultades económicas a medida que los países respondan con medidas de contención más estrictas. Las bolsas europeas se tiñen hoy de rojo.