BolsaCava

Continúa el rebote

La FED está confusa

FED.jpg

Ni los datos horribles de la economía de China, ni la confusión que embarga al banco de la Reserva Federal provocaron el agotamiento del actual rebote. Después de que Powell capitulase y saliera al rescate de las bolsas, en la sesión del jueves los ojos y los oídos de los inversores estaban de nuevo en él.  

Enero podría terminar con descensos

El rebote continúa, pero está perdiendo fuerza

El actual tramo al alza podría ser la primera onda al alza de una fase correctiva. Y probablemente vendrá seguida de un nuevo movimiento a la baja, hacia la zona de mínimos, que podría desplegarse durante el presente mes de enero

Las malas noticias son buenas para las bolsas

Apple no siguió al S&P 500

Continúa el rebote iniciado tras la intervención de Powell. Es prematura pensar que el mercado ha iniciado una tendencia alcista. No se ha resuelto ninguno de los problemas: ni la desaceleración económica global ni la guerra comercial entre EEUU y China. Y pronto comenzará el período en el que las empresas publicaron los resultados del cuarto trimestre y las perspectivas para 2019.

Existe un inminente miedo a una recesión

Los mercados humillarán a Powell

jerome_powell_foto.jpg

El mercado de futuros sobre fondos federales está anticipando una recesión en el plazo de un año. La caída de Apple y el miedo a un frenazo de la economía de los EEUU provocó una caída de 650 puntos del Dow Jones por el miedo a una inminente recesión.

La rentabilidad del bono a 30 años cerró por debajo del 3%

El S&P 500 rebota a pesar de la inversión de la curva

Existe una terrible preocupación por los signos evidentes de desaceleración económica global. Y el tipo de interés de las notas a 5 años se situó por debajo del tipo de interés de los fondos federales.

Powell bajará los tipos si la tasa de crecimiento del PIB de los EEUU se sitúa por debajo del 2%

En torno a 2.600 podrían surgir las primeras ventas

Mucha gente en Wall Street empieza a pensar que las bolsas subirán en 2019, a pesar de que no recibirán la ayuda de Powel en el primer trimestre de 2019. La tendencia del S&P 500 sigue siendo bajista.

Jornada muy positiva

La pesadilla no ha concluido

Tras una apertura a la baja con una gran cantidad de papel presionando a la baja al S&P 500, que llegó a perder algo más del 2,5%, pero tres horas antes de cierre se inició una oleda compradora que impulso al S&P 500 recuperando todas las pérdidas de la sesión y consiguiendo cerrar cerca de los 2.500. La subida de la Navidad continúa. Es un rebote dentro de una tendencia bajista y, por lo tanto, debemos considerarla como una oportunidad de venta.

Tienen miedo, pero en realidad los inversores están buscando una excusa para comprar

La aversión al riesgo todavía no ha alcanzado una lectura extrema

Los niveles de "sobreventa" que presentan los indicadores de momento del S&P 500 son muy elevados y el VIX ha marcado nuevos máximos y se encuentra cerca de los máximos de febrero. Podemos concluir que se da la condición necesaria para que se produzca un rebote, pero como no se ha alcanzado una lectura extrema en la aversión al riesgo vamos a considerar como escenario más probable que el S&P 500 siga cayendo a corto plazo.

Volver arriba