Telefónica amortizó 68,5 millones de acciones propias, lo que supone una reducción del capital social del 1,43%, que ha quedado cifrado en 4.704.996.485 acciones, de un valor nominal de un euro cada una, tal como aprobó la última junta de accionistas de la entidad. Telefónica comunicó hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que, con fecha 18 de julio, ha inscrito en el Registro Mercantil de Madrid esta reducción de capital.
La operación se ha realizado con cargo a reservas voluntarias y no entraña devolución de aportaciones por ser la compañía la titular de las acciones amortizadas. La reducción de capital social se enmarca dentro de la política de retribución de accionistas que hizo que en la junta de accionistas de 2007 aprobará una amortización de casi el 3% del capital procedente de autocartera, un total de 147.633.912 títulos. Antes, en junio de 2005 Telefónica amortizó 34,7 millones de acciones procedentes de un programa de retribución referenciado a la cotización de la compañía y en 2004 utilizó la autocartera para retribuir a sus accionistas con el reparto de una acción gratis por cada veinticinco. En la actualidad, Telefónica lleva a cabo un programa de recompra de 100 millones de acciones, del que ha ejecutado el 67,6% y el resto lo hará en el más breve tiempo posible, siempre en este año. El pasado 17 jueves, cuando Telefónica comunicó que había ejecutado el 67,6% del programa, la compañía dijo que contaba ya con 132.069.212 acciones en su autocartera, el 2,767% del capital, por lo que tras la reducción ahora anunciada la autocartera queda integrada por 63.569.212 acciones.