La renta variable española española se viste de rojo para estrenar la semana, tras anotarse en las últimos 5 días un 4,5 por ciento. La recogida de beneficios llega y arrastra al Ibex 35 un 0,83 por ciento a la baja hasta los 11.793 puntos, con Unión Fenosa o FCC como principales exponentes. En el mercado de divisas, el euro recupera terreno frente al billete verde y coloca su cambio en las 1,5856 unidades y el precio del crudo también se mueve al alza. El futuro del crudo ligero estadounidense se coloca en los 129,38 dólares, espoleado ligeramente por los escasos progresos alcanzados en las negociaciones de este fin de semana para tratar de convencer a Irán para que abandone su carrera nuclear.
Con el mercado japonés cerrado y la indefinición mostrada en Wall Street en la última sesión, los mercados europeos arrancan la sesión de forma práctica. Recogen parte de lo recuperado en las últimas jornadas y hacen que el rojo se imponga en la apertura. Unos mercados que se muestran confusos ante las señales dispares que le llegan y que tienen que ver, por un lado, con los resultados mejores que lo previsto del banco Citigroup y el repliegue del petróleo en la última semana y, por otro, con la prudencia en las previsiones de compañías tecnológicas como Microsoft y Google. Pese a estas señales opuestas, el secretario del Tesoro de EEUU, Henry Paulson, lo tiene claro: la economía del país necesitará meses para recuperarse de los elevados precios energéticos, la caída de los precios de la vivienda y la crisis en los mercados financieros. Entre tanto y a falta de grandes referencias empresariales, los inversores españoles estarán atentos a la fijación del precio definitivo con el que la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) debutará en el parqué el próximo miércoles 23. Lo hará tras situar el precio máximo del tramo minorista de su emisión de cuotas participativas en 5,95 euros por unidad, en la parte baja del rango de entre 5,84 y 7,30 euros previsto para la Oferta Pública de Suscripción (OPS). Unión Fenosa se apaga El sector eléctrico sigue en el centro de todas las miradas y ésta será una semana clave para el futuro de Endesa y Unión Fenosa. En el caso de la primera porque celebra el miércoles un consejo de administración marcado por la tensión entre Acciona y Enel. En el de la segunda, porque tras verse “iluminada” por la intención de ACS de vender su parte en la compañía presidida por Pedro López Jiménez –este lunes comienza la subasta- corrige este lunes. Al calor de las intenciones de ACS recuperó en los últimos tres días lo perdido en los últimos cinco meses, pero esta sesión lidera los retrocesos del selectivo del continuo y cede un 3,26 por ciento, en un movimiento que los expertos califican de recogida de beneficios lógica. Con descensos cercanos al 3,5 por ciento se sitúa una constructora, FCC, una vez que Morgan Stanley ha decidido revisar a la baja el precio objetivo de los títulos de la constructora desde los 46 hasta los 36 euros, mientras que Mapfre o Telecinco recortan en torno a un 2,4 por ciento. Con caídas cercanas al 2 por ciento se mueven Cintra o Iberia. Santander y Telefónica, castigados Entre los pesos pesados, vemos descensos en la apertura para Santander que, según se publica, ha puesto el cartel de venta a su área de seguros (Santander Insurance) –además de a su gestora de fondos-. La entidad presidida por Emilio Botón pretendería con estas ventas hacer caja por valor de 6.500 millones de euros. En el área de seguros podrían estar interesados grupos como Axa, Aviva, Allianz y Generali. Las acciones del Santander bajan un 1,11 por ciento, mientras que las de su competidos, el BBVA logran cotizar en positivo y suman un 0,3 por ciento. El sector bancario se ve presionado después de que sólo el 8,29 por ciento de los accionistas hayan suscrito la ampliación de capital de HBOS. Por lo que toca a Telefónica, sus títulos se dejan un 0,8 por ciento, después de que Citigroup haya recortado el precio objetivo de la operadora de telefonía fija y móvil desde los 25 hasta los 21,75 euros. Repsolse mantiene prácticamente plano, mientras que Iberdrola recorta un 0,58 por ciento. Entre los pocos valores que consiguen escapar a la tendencia negativa del mercado se sitúan, además del BBVA, compañías como Técnicas Reunidas, que suma un 0,93 por ciento, mientras que Gas Natural se mantiene casi plano, en los 36,51 euros. Todo tas conocerse que realizará con Gazprom operaciones puntuales en el mercado del gas natural licuado (GNL). El acuerdo firmado entre ambas empresas permitirá realizar transacciones de forma ágil cuando surjan oportunidades concretas y las condiciones del mercado sean favorables.