Si usted quiere convertirse en un trader debe evidentemente tener un sistema de especulación y hacer que ese sistema esté en consonancia con su propia personalidad, pero sobre todo debe de alguna forma interiorizar ese sistema de trading.

 Debe ser parte de su forma de actuar en el mercado. Para llegar a ese nivel de integración es fundamental, desde mi punto de vista, que el trader conozca a la perfección su sistema y no lo cambie con demasiada frecuencia.

Como especuladores siempre estamos tentados a integrar, dentro de nuestro sistema, ideas o estrategias que vamos leyendo en distintos blogs o artículos. En sí no es malo. Es bueno, creo yo, tener una mente abierta para mejorar nuestro sistema de especulación, pero siempre y cuando no desvirtuemos el fundamento básico de ese sistema. Un sistema de especulación es un conjunto de reglas que de alguna forma deben tener una relación entre sí. Es como una orquesta. Todos los instrumentos deben tocar la misma partitura; si cada uno toca de forma independiente el resultado final no es más que ruido.

Una de las dificultades del trading es que existen tantos indicadores que uno tiene tendencia a utilizar demasiados a la vez o a saltar de uno a otro en función de cual se comporta mejor en ese momento. El buen trader debe concentrarse en las señales que marca su sistema y sólo en esas.

Eso no significa que uno no pueda tener varios sistemas de especulación en función de determinadas condiciones de mercado (un sistema para mercados alcistas, otro para mercados bajistas, etc) pero por lo general es mejor centrarse en un solo sistema y perfeccionarlo poco a poco, que no complicarlo, para convertirnos en un verdadero experto de nuestro sistema.

Una vez hayamos llegado a ese nivel de control uno podrá simplemente con echar un ojo al gráfico identificar en qué situación nos encontramos y cuáles son las distintas alternativas que se presentan. Un ejercicio muy constructivo es elegir un gráfico al azar y no tanto adivinar lo que hará el precio en las siguientes barras sino plantear los distintos escenarios posibles: si el precio hace esto tomo esta decisión; si hace esto otro, tomo esta otra decisión.
Se admiten propuestas para el siguiente gráfico…