Suelo utilizar las medias móviles en mi trading. No es el único elemento que tomo en consideración para comprar o vender, pero sí es un aspecto importante en mi sistema (a lo largo de estos artículos tendré la oportunidad de comentar más en detalle características de mi sistema de especulación). Me parecen un instrumento con un poder psicológico importante.

Mucha gente se fija en algunas medias móviles, como la media de 50 o 200 sesiones. No digo que hay que basar toda la estrategia en cómo se comporta el precio frente a esas medias móviles, pero sí hay que prestarles atención en momentos determinados. Fijémonos, por ejemplo, en el IBEX 35 y su particular relación con la media de 200 sesiones en gráficos diarios. Hay un par de conclusiones que me atrevería a sacar.

La primera conclusión es que en muchos casos tras una fuerte ruptura de la media móvil (al alza o a la baja, con una gran vela alcista o bajista) suele haber una prolongación del movimiento en el mismo sentido (al alza o a la baja). Algunas veces ese movimiento es extendido y otras veces es bastante limitado, pero ofrece oportunidades de trading.

La segunda conclusión es que el mercado tiene como misión confundir a la mayoría de participantes por lo que se suelen producir bastantes señales falsas. Pero esas señales falsas ofrecen inmejorables oportunidades.

Este comentario viene a cuento de que nuestro IBEX se encuentra jugueteando con la media móvil de 200 sesiones, tal como se puede apreciar en el último gráfico. No es la primera vez que lo hace en estos últimos meses y todas se han resuelto positivamente. El precio ha acariciado la media móvil para luego volver a subir. ¿Ocurrirá lo mismo ahora? No lo sé. Ni voy a perder un segundo en intentar adivinar el próximo movimiento del índice. Pero sí sé lo que haré si se produce una ruptura contundente de la media móvil.

Año 2010


Año 2011


Año 2011


Año 2012-2013