Los bancos españoles están viviendo este año su particular calvario y a estas alturas del ejercicio cotizan todos con descuentos superiores al 10% e incluso por encima del 20% como en el caso de Banesto. Aunque el mercado aún no tiene claro a quién afecta la crisis de las hipotecas subprime en Estados Unidos, sabe que los bancos pueden ser uno de los sectores más perjudicados, a pesar de que las entidades bancarias se han cansado de repetir, hasta la saciedad, que su exposición al crédito “basura” en Estados Unidos es prácticamente nula.
Hoy saltaba la liebre y de nuevo el sector bancario europeo se encuentra en el ojo del huracán después de que una entidad británica, el banco Northern Rock se haya convertido en la primera del país en reconocer que se ha visto obligada a recurrir a un préstamo de emergencia por parte del Banco de Inglaterra. Y como si de una partida de dominó se tratase el pesimismo se ha apoderado de los inversores y ha llevado a todo el sector bancario europeo a cotizar en la sesión de hoy en negativo. Al cierre del mercado y dentro del selectivo europeo, del Eurostoxx 50, Societé Générale sed ejó un 2,22% mientras que BNP Paribas cayó un 1,5%, Unicredito un 2,24%, Credit Agricole un 1% y Deustche Bank un 1,33%. Un panorama desolador que también se dejó ver en el parqué español donde Bankinter fue una de las cotizadas más penalizadas en la jornada de hoy. En concreto cedió un 3,8% hasta los 10,25 euros con lo que acumula una caída en lo que va de año superior al 15%. Un valor que “está en lo alto de los rumores desde hace años”, según explica Gonzalo Cantarela, analista fundamental independiente. El posible interés del Sabadell en la entidad, desmentido ya por el banco catalán, ha despertado de nuevo las especulaciones sobre Bankinter. Además, la fuerte presencia del empresario indio Bhavnani y Botín “potencia las posibilidades de entrada de algún grupo en la entidad, aunque no sea el momento más propicio para movimientos corporativos”, comenta Cantarela. Para este experto, la cotización de Bankinter “ha quedado en ratios más interesantes”. Mientras, para Antonio Aspas de Anta Valencia, Bankinter “no está barato”. Este experto destaca un hecho significativo que se está produciendo en esta sesión: “el valor –dice Aspas- está todo el rato a 10 euros, haga lo que haga el Ibex”, algo sintomático, en palabras del analista de Anta Valencia, “de que los cuidadores lo están aguantando”, por lo que, “en el momento en el que se les acabe el dinero, el valor puede tener una caída de otro 2 ó 3% más”. Pero no sólo Bankinter cotizó esta jornada en negativo. El resto de valores del sector bancario del Ibex pintan rojo. Así, Popular se dejó un 3,2% hasta los 12,05 euros, Sabadell cedió al cierre un 2% hasta los 6,72 euros, mientras que Banesto cayó un 2,2% hasta los 13,11 euros. Y lo mismo ocurre con los dos grandes bancos del parqué: Santander y BBVA que acumulan en lo que va de año caídas del 8,7% y del 11%, respectivamente, cerraron la jornada con recortes del 1,7% en el caso de la entidad vasca y del 1% en el de la entidad cántabra. Sin embargo, los dos grandes bancos continúan estando en la cartera tipo de los expertos consultados por Estrategias de Inversión. Así para Antonio Aspas la apuesta serían precisamente estos dos grandes bancos, por varios motivos: “por valoración están a 9-10 veces beneficios, están diversificados geográficamente y esa diversificación se extiende a en España hacia diferentes negocios, por lo que no dependen sólo de la pata hipotecaria. Y además, “ofrecen dividendos prácticamente del 4,5%”