El ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, descartó hoy "absolutamente" que algún banco español pueda tener problemas de liquidez como el británico Northern Rock, el primero en usar la reserva de emergencia del Banco de Inglaterra. "En base a la información que tengo lo descarto absolutamente", afirmó Solbes. El Northern Rock, quinto banco británico por hipotecas concedidas, fue hoy la primera entidad de su país en verse obligada a acudir a la reserva de emergencia del Banco de Inglaterra por culpa de la crisis de liquidez en el mercado interbancario.
El vicepresidente dijo no conocer en detalle la operación efectuada por el banco central británico, que el titular británico de Finanzas, Alistair Darling, ha notificado a sus socios por carta. "Supongo que los británicos, con su rigor habitual, habrán tomado una decisión que era inevitable, porque era la mejor manera para proteger el sistema financiero", consideró Solbes. También se refirió a la actuación del Banco de Inglaterra el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, quien incidió en que "cada banco central tiene sus propias responsabilidades", pero también diferentes instrumentos a su alcance. Trichet recalcó que, en sus decisiones, estos organismos deben tener en cuenta la estructura de su economía y la liquidez de sus sistemas financieros, que son distintos en cada área económica. El presidente del BCE subrayó que "todos los bancos que conozco han actuado muy bien dadas las actuales circunstancias" de volatilidad e incertidumbre para garantizar el correcto funcionamiento de los sistemas financieros cuya supervisión les compete. En opinión de Trichet, "no debemos dejar que los errores de algunos afecten a todos".