El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, insiste: los riesgos para la estabilidad de los precios en la zona euro se mantienen al alza.En una rueda de prensa tras la reunión de los ministros de Finanzas de la zona euro en Oporto, Trichet reiteró que la política monetaria del BCE sigue siendo acomodaticia.
Un día después de que el euro alcanzara nuevos máximos históricos frente al dólar, Trichet se ratificó en la posición del G7 de que no es deseable la excesiva volatilidad y los movimientos desordenados en el tipo de cambio. Asimismo, el presidente del BCE ha asegurado que mira con mucho detenimiento la actual turbulencia de los mercados financieros.