Las matriculaciones de automóviles se situaron en 116.108 unidades durante el pasado mes de mayo, lo que supone una fuerte caída del 24,3% respecto al mismo mes de 2007, según han informado hoy las asociaciones de fabricantes (Anfac) y vendedores (Ganvam). En los cinco primeros meses del año, las ventas de turismos y todoterrenos alcanzaron 587.407 unidades, lo que se traduce en una disminución del 14,3% respecto al mismo período del ejercicio precedente y, equivale a unas 100.000 unidades menos en términos de volumen. En el canal de particulares, el de mayor volumen y el que constituye un mayor reflejo de la demanda real, el descenso de las ventas de automóviles alcanzó el 28,4% en mayo y el 17,8% en los cinco primeros meses del año.
Anfac ha explicado que esta caída se explica por el deterioro de la situación económica, "plasmado en un retraimiento evidente del consumo, un incremento del desempleo y de la inflación, unido al endurecimiento de las condiciones crediticias". En lo que respecta a los distintos segmentos de demanda, las ventas a particulares y empresas no alquiladoras, registraron hasta mayo una caída del 17,8%, mientras las ventas al mercado de flotas de alquiler subieron un 2,5% en los primeros cinco meses.