La demanda de electricidad del mercado peninsular entre enero y mayo ascendió a 11.639 millones de kilovatios a la hora (KWh), lo que representa un incremento del 2,8% respecto al mismo periodo de 2007, según datos difundidos hoy por la patronal eléctrica Unesa. Si se excluye el 29 de febrero, la demanda habría crecido el 2,1%.
La cobertura de la demanda con energía eléctrica generada en el régimen ordinario fue de 87.502 millones de KWh, lo que supone un aumento del 2,4%. Sin contar el 29 de febrero, el incremento de la energía procedente del régimen ordinario sería del 1,6%. La producción del denominado régimen ordinario -hidroeléctrica, termoeléctrica clásica y nuclear- cubrió el 78,4% de la demanda peninsular, mientras que el 21,6% restante fue atendido por los productores en régimen especial -cogeneración y renovables- y el saldo de los intercambios internacionales de energía eléctrica. En los cinco primeros meses del año la energía bruta generada en el régimen ordinario fue de 92.551 millones de KWh, lo que supone un incremento del 2% respecto al mismo periodo del pasado año, mientras que el mercado cubierto con esta generación fue de 87.502 millones de KWh, el 2,4% más. La diferencia entre la producción bruta y la energía aportada al mercado (5.050 millones de KWh) se debe a los consumos propios de las centrales. Dentro del régimen ordinario, la generación hidroeléctrica descendió el 37%, mientras que la termoeléctrica clásica (carbón, fuel-óleo y gas natural) aumentó el 10% y la nuclear el 7,1%. En lo que va de año, la electricidad aportada por los productores en régimen especial ha crecido el 17,5%, hasta situarse en 28.501 millones de KWh.