El vicepresidente económico del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha asegurado hoy estar "preocupado" por que la inflación haya alcanzado el 3,6% en la zona euro y en España el 4,7%, según el indicador adelantado de mayo, llegando a una cota "excesivamente alta". Solbes ha hecho estas declaraciones durante la reunión de ministros de Finanzas de la zona euro (Eurogrupo), celebrada excepcionalmente en Frankfurt (Alemania) con motivo del X Aniversario del Banco Central Europeo (BCE). "Estamos preocupados. La inflación es excesivamente alta, principalmente como consecuencia de la evolución de los precios de los alimentos y del petróleo", ha explicado.
Por ello, ha recordado que el deber de los gobiernos y de la zona euro es "combatir la inflación y reducirla" cuando sea posible, aunque ha matizado que "los precios del petróleo los determina el mercado". Así, respecto a la propuesta del presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, de bajar el IVA sobre los carburantes para minorar los efectos del alza de precios, Solbes recordó que los países tienen "un compromiso en la UE de mantener un nivel mínimo de impuestos en los carburantes" y que "si se quiere reducir el consumo de petróleo y ser eficientes en cuanto al uso, la reducción de precios no es una buena idea". Por último, respecto a la economía española, Solbes ha vuelto a mantener su postura y negó que la economía española esté pasando por una crisis. Por el contrario, quiso puntualizar que España sufre una "desaceleración significativa".