La volatilidad y las correcciones se han instalado en los mercados en este 2018. La guerra comercial entre China y Estados Unidos se ha hecho patente en este arranque del segundo trimestre con una imposición de aranceles mutua que se eleva hasta los 50.000 millones de dólares anuales, unos 40.750 millones de euros.

Pese a todo, uno de los ganadores del primer trimestre ha sido, sin duda, el Ibex Small Cap que se revaloriza en lo que va de año un 11%. Junto a las empresas de pequeña capitalización de la bolsa española, también se ha comportado de forma positiva el Bovespa brasileño con un alza del 11,7%, el Merval argentino un 3,5% y el petróleo un 4,85%.

El Ibex 35 se deja un 3%, aunque con dividendos se reduce al 1,2%, en lo que va de 2018 y pese sigue habiendo oportunidades como recalcan muchos analistas y gestores de fondos, también es cierto que sólo un 25% de los fondos de inversión expuestos a la renta variable nacional consiguen rentabilidades positivas en este ejercicio, según los datos de Morningstar recogidos por Estrategias de Inversión.

“Cuando analizamos el Ibex desde un punto de vista técnico, encontramos que continúa siendo el índice más débil de todos, el volumen de contratación no es muy elevado –de hecho está en mínimos - y le está costando más. Por valoración, sin embargo, aquel que se plantee enfocar la operativa a largo plazo, es uno de los más atractivos y hay compañías a ratios de valoración bastante atractivos”, explica Luis Francisco Ruiz, director de análisis Estrategias de Inversión.

 

 

Entre las empresas del mercado continuo hay hasta 16 compañías que se revalorizan más de un 20%. Audax está disparada y consigue un retorno del 304% por los rumores que le sitúan en el radar de las inversiones ‘verdes’ que ha anunciado Repsol o una posible fusión con Solaria. Desde la compañía, sin embargo, restan credibilidad a esos rumores y remarcan que lo están haciendo bien y que el sector eólico también se encuentra en un momento boyante, como demuestra la compra de cinco parques eólicos, con una capacidad de producción de 132 megavatios, por parte de Endesa a Gestinver por 1,3 millones de euros.

Tras Audax se encuentra precisamente Solaria con una revalorización del 101,5% en 2018. Su actividad ha evolucionado en los últimos años desde la fabricación de células y paneles fotovoltaicos hasta el desarrollo y gestión de plantas de generación en la Unión Europea y en Latinoamérica, principalmente.

“Solaria empezó en febrero a niveles de 2,30 euros y nos llegó hasta los 4,60 euros. En un valor que sube un 100% en un par de meses es normal que haya una toma de beneficios. Estaría más tranquilo en Solaria que en Audax, aunque las dos son interesantes. Posiblemente, la toma de beneficios no haya terminado y habría que esperar un poco”, comenta Álvaro Blasco, director de Atl Capital.

Biosearch es otro de los ‘chicharros’, como se conoce en la jerga a este tipo de compañías de pequeña capitalización, que mejor lo hace en el ejercicio con un alza del 65%. La escalada en la biotecnológica andaluza viene precedido de un movimiento técnico en la sesión del 26 de marzo cuando superó una resistencia clave en los 0,8 euros y posteriormente superó una resistencia de medio plazo en los 1,25 euros.

La papelera italiana Reno de Medici se apunta un incremento de su capitalización del 50% y la química catalana Ercros un 44,2%. Le sigue MásMóvil con un alza del 38% en los últimos meses, aunque la operadora de telecomunicaciones triplica su valor en los últimos doce meses y esta misma semana ha anunciado un ‘split’ para desdoblar sus acciones en las que se divide su capital social, en la proporción de cinco acciones nuevas por cada acción antigua, mediante la reducción del valor nominal unitario de cada acción de 0,10 euros a 0,02 euros, sin modificar la cifra de su capital social.

 

 

El 'split' que pretende llevar a cabo la compañía que dirige Meinrad Spenger tiene como objetivo dotar de mayor liquidez al capital de la compañía y a su vez dar mayor atractivo al precio de sus acciones.

Tras MásMóvil se sitúa Renta Corporación con un retorno del 31,6%, Europac del 31,2%, Ezentis del 29,7%, Talgo del 27%, Saeta Yield del 26%, CIE Automotive del 24,4%, Inypsa del 24%, Inmobiliaria del Sur del 23,25%, Prisa del 22,5% y CAF del 20,8%.

Algunos de estos valores como la papelera Europac o la industrial CIE son algunos de los valores que más pesan entre los mejores fondos de renta variable española. CIE es la principal posición del fondo que mejor comportamiento está teniendo este año con una rentabilidad del 5%, el Gesconsult Renta Variable, que gestionan David Ardura y Gonzalo Sánchez. En concreto, los títulos de la compañía que dirige Jesús María Herrera ponderan en la cartera un 7,14%, mientras que las acciones de Europac llegan al 5,22%, siendo la segunda posición del fondo.

El Mediolanum Small & Mid Caps, que se anota un retorno en 2018 del 4,7%, también tiene posiciones abiertas destacadas en ambas empresas: un 4,3% en CIE y un 4,13% de los 19,5 millones de patrimonio que tiene Pere Moratona bajo gestión. En el tercer vehículo más rentable del año con exposición a la bolsa española, el Metavalor de la gestora Metagestión, aparecen entre sus principales posiciones Talgo, como principal apuesta con un 6,5%, Ercros con un 6% y Renta Corporación con un 4,3%.

Los dos fondos que gestiona José Ramón Iturriaga, el Okavango Delta y el Abante Global Funds Spanish Opportunities, que se sitúan entre los mejores vehículos por rentabilidad en el año también aparecen posiciones abiertas en Europac y Prisa, que se recupera después de un año negativo en 2017. En los últimos doce meses la editora de El País arrastra una corrección superior al 25%.