Suben las Bolsas europeas en el inicio del segundo semestre del año, tras los buenos datos manufactureros de China y Japón y pendientes de los de Europa y Estados Unidos. Recordemos que Wall Street abre este lunes media sesión y el martes cerrará por la festividad del 4 de julio. El Ibex reconquista los 10.500 puntos. Mientras, el euro se cruza en los 1,14; y el crudo sigue al alza al filo de los 49 dólares el barril de Brent.

El Ibex 35 abre con subidas del 0,62%, hasta los 10.509 puntos. Arranque positivo de la segunda mitad del año, tras cosechar en el acumulado hasta junio ascensos superiores al 11%. Se alza el índice español como uno de los mejores del mundo entre la crisis de Banco Popular (‘solventada’ con su liquidación y venta a Banco Santander), la reducción progresiva del riesgo político (con el mantenimiento del statu quo en Holanda y Francia), el arranque del Brexit (que todo apunta a que será blando), las turbulencias del petróleo y los movimientos de los bancos centrales

Busca el selectivo mantener los 10.500 puntos, y lo hace con Acerinox y Gamesa liderando los ascensos; mientras que Mediaset España y Gas Natural son los valores que peor se comportan. En el Continuo, atención de nuevo a Unicaja, tras su positivo debut bursátil del viernes, con subidas del 6,3%. Además, este lunes hay avalancha de dividendos en la Bolsa española con los de REE, Endesa, Acciona e IAG.

Y en el apartado de recomendaciones, la semana arranca con una mejora de consejo para Bankia: Carax Alphavalue mejora a reducir desde vender, con un precio objetivo de 3,98 euros; y de precio objetivo para Applus: Berenberg lo eleva hasta 13,50 euros, desde los 11,8 anteriores.

Vea también: La fase de consolidación gana terreno en Europa

Tono positivo también en el resto de Bolsas europeas con la atención puesta en la publicación de los diferentes PMIs manufactureros del planeta. De momento, tenemos sobre la mesa la mejora de estos indicadores en China (vuelve a alzarse sobre el nivel de 50: 50,4 vs. 49,6 previo) y Japón (52,4 frente a 52 anterior). A lo largo del día conoceremos los datos de España, Italia, Francia, Alemania, la Zona Euro en general, y Estados Unidos (el índice de servicios se conocerá el miércoles).

Si bien, la cita clave macro de la semana será el viernes con el Informe de Empleo norteamericano, del que se espera una creación de 183.000 puestos de trabajo y que el paro se mantenga en el 4,3%. Recordemos que este lunes, Wall Street abre solo durante media sesión, y permanecerá cerrada el martes por la celebración del 4 de julio, Día de la independencia.

A pesar de las fuertes subidas acumuladas en los seis primeros meses del año por la renta variable del Viejo Continente, desde Link Securities llaman la atención que todas se encuentran lejos de los máximos del año, y señalan “unos cuantos factores que pueden estar pesando en el ánimo de los inversores: el miedo a que Wall Street, cuyos índices siguen coqueteando con sus máximos históricos, corrija con fuerza como consecuencia de las exigentes valoraciones que presentan muchas empresas y de la inestabilidad política en el país que está haciendo casi imposible que la nueva Administración pueda implementar su agenda de medidas pro crecimiento; el comienzo del fin de las políticas monetarias ultralaxas de los bancos centrales, cada vez más cerca a medida que se consolida el crecimiento económico;  los temores siempre latentes de que la economía de China termine por 'explotar', como consecuencia del elevado endeudamiento de muchas de sus compañías y de los ciudadanos; y el reciente desplome del precio del crudo, que ya el año pasado provocó una corrección en los mercados de bonos de alto rendimiento y en los de valores, desplome que, de seguir, puede tener importantes derivadas negativas para el crecimiento económico mundial”.

Vea también: El mercado no encuentra el equilibrio y los soportes clave peligran

Reconocen, no obstante, que “no vemos que realmente vayan a ser una amenaza para que se trunque la tendencia alcista de fondo de las Bolsas a medio plazo, sin descartar que más a corto se pueda producir una corrección en Europa si los principales índices americanos son incapaces de sostenerse en sus actuales niveles (sus caídas desde máximos son testimoniales de momento). Veríamos este movimiento, de producirse, como una nueva oportunidad de entrar en el Viejo Continente a precios más atractivos, siempre y cuando los fundamentales de la economía de la región no se vieran afectados”.

Finalmente, en otros mercados, el petróleo se mantiene en positivo, tras acumular pérdidas del 13% de media en el primer semestre, y el Brent roza los 49 dólares por barril; mientras que el West Texas supera los 46. Mientras, el euro se mantiene fuerte frente al dólar en los 1,14.

Vea también: Los inversores continúan sin confiar en la tendencia alcista