Tras fijar el precio de su salida a Bolsa en la parte baja del rango establecido (1,10 euros), Unicaja Banco ha iniciado su andadura en el mercado con subidas del 7%, hasta los 1,17. ¿Cómo valoran los analistas la operación?

Con un repuntes del 7%, hasta los 1,17, inicia Unicaja Banco su andadura bursátil y se convierte en la octava entidad nacional cotizada. Recordemos que partía de los 1,10 euros  (parte baja del rango estimado, siendo la máxima valoración 1,40), con una capitalización de 1.703 millones de euros, lo que supone un PER de 11 veces sobre el beneficio neto de 2016 y un Price/book de 0,4 veces, ambos múltiplos ligeramente por debajo de la actual media del sector.

Desde el Departamento de Análisis de Bankinter, aunque quieren esperar a recibir más información por su parte antes de emitir una recomendación y un precio objetivo, hablan de un banco “razonablemente saneado, un riesgo de negocio inferior a la media de la industria y a un precio de colocación que implica unos múltiplos más bien atractivos”.

La firma cree que Unicaja “destinará los fondos captados en esta OPS a reforzar balance: mejorar sus ratios de capital y amortizar anticipadamente 604 millones de euros de CoCos (bonos convertibles contingentes) que fueron suscritos por el FROB y que vencen en 2018”. Según sus estimaciones, esto permitirá mejorar su beneficio “significativamente (en torno a 59 millones netos) y facilitará la consecución de los objetivos financieros del banco (ROE del 8,0% en 2020, CET-I 'fully loaded' superior al 12,0% y Pay-out del 40,0%). En este escenario, el PER recurrente estimado para la entidad se situaría en torno a 9,2/11,8 veces frente a 12,5 veces de media sectorial”.

Vea también: El mercado no encuentra el equilibrio y los soportes clave peligran

Destacan que se trata de la octava entidad en España por volumen de activos con un balance de 56.000 millones de euros, una cartera de inversión crediticia de 33.369 millones (el peso de la cartera hipotecaria representa el 60,0%)  y una ratio Créditos/Depósitos del 73,6% frente al 115,9% de media sectorial, “lo que implica una elevada posición de liquidez y un riesgo de crédito reducido”.

El beneficio neto alcanzó 142 millones de euros en 2016 y 52 millones en el primer trimestre de 2017. La ratio de capital CET I “fully loaded” se sitúa en el 11,8% (en el rango alto de la media sectorial) la tasa de mora en el 9,8% (similar al conjunto del sistema) y la cobertura de activos improductivos (55,4%) es superior a la media sectorial (en torno al 50,0%).

De manera preliminar, creen que su valoración apunta a múltiplos “atractivos ya que presenta un descuento interesante (en torno al 44,0%) en relación a los principales bancos domésticos cotizados (Caixabank: 1,0 veces; Bankia: 0,9 veces; y Sabadell: 0,8 veces)”.

Vea también: Los inversores continúan sin confiar en la tendencia alcista

Menos optimista ante este debut en el mercado, Orey Financial reitera su escepticismo respecto a los valores financieros: “Continuamos viendo riesgos dentro de la industria bancaria, lo que nos hace mantenernos al margen y ser cautos, principalmente tras el fuerte rally que ha experimentado el sector en los últimos meses y que hace que las valoraciones sean más exigentes”, afirman.

Por el contrario, José Luis Herrera, de CMC Markets, calificaba de positiva la operación en una entrevista reciente con Estrategias de inversión. "Va a ser una oferta pública de suscripción, esto es, una ampliación de capital que supondría cierta dilución para los accionistas actuales, pero, lo normal es que el mercado de suficiente valor a la entidad y refuercen su situación. Se prevé incluso que pague dividendos a largo plazo, entonces pienso que es positivo, sobre todo, en un momento en el que la banca tiene un especial protagonismo en el mercado", explicaba.

Vea también: "Como posible oportunidad nos quedamos con Grifols e Iberdrola"