Más allá de los riesgos e incertidumbres que acechan a un mercado que ha recorrido mucho en lo que llevamos de año, la mejora macro y de las perspectivas empresariales siguen apoyando a la renta variable. Con todo, si no queremos ‘arriesgar’ demasiado los expertos lo tienen claro: compañías de dividendo.

Al cierre del primer trimestre de 2017, los dividendos mundiales habían aumentado un 5,4% en tasa subyacente, alcanzando los 218.700 millones de dólares, según el Janus Henderson Global Dividend Index. Se tasa de la tasa de crecimiento más rápida desde finales de 2015. De hecho, la firma ha revisado al alza el importe para el ejercicio completo hasta el 3,9%, situando la estimación global en los 1,176 billones de dólares.

El responsable de Global Equity Income de la firma, Alex Crooke, destaca que “las perspectivas para la economía mundial parecen mejor orientadas ahora que en cualquier momento de los últimos años. Esto implica que las empresas pueden incrementar sus beneficios y sus dividendos a un ritmo más rápido. En este momento, el repunte se está materializando más rápido de lo que preveíamos, y también con mayor solidez”.

Vea también: Banco Santander: actualización del análisis

De hecho, según este informe, en tasa subyacente, de Europa (sin Reino Unido) España y Holanda se anotaron las mejores cifras de crecimiento en la remuneración al accionista. En el primer caso gracias principalmente al Banco Santander. Con todo, el ranking del Ibex lo encabeza Iberdrola (921,3 millones de dólares), seguida de la entidad capitaneada por Ana Botín (862,4 millones de dólares) y con Endesa(775,7 millones de dólares) cerrando el ‘top 3’.

 

En este contexto, desde el Departamento de Análisis de Bankinter apuntan que “de cara al verano se produce y continuará produciéndose una rotación desde compañías de crecimiento y financieras hacia más conservadoras, de valor y elevada rentabilidad por dividendo”. Lidera su enumeración de nuevo Iberdrola (4,6%), acompañada asimismo de Endesa (6,0%), REE (4,5%) Enagás (5,5%), Gas Natural (4,6%) o Saeta Yield (7,4%)”.

Explican estos expertos que la ‘desaparición’ de Banco Popular ha acelerado este proceso y recomiendan “reducir exposición a compañías poco capitalizadas, apalancadas y/o vinculadas a materias primas y, particularmente, al petróleo. Se trata de un switch táctico que puede funcionar bien a lo largo del verano. Esta perspectiva encaja perfectamente con nuestra Selección de Acciones Dividendo 2017, que hasta el 31 de mayo llevaba una rentabilidad acumulada de +9,4% con una rentabilidad por dividendo media del 4,9%”.

Vea también: Llega el mes de junio...y los dividendos de la bolsa española

Vea también: Consultorio de bolsa española

Por su parte, desde CaraxAlphavalue conscientes de que el Ibex 35, con una revalorización cercana al 16% en lo que va de año, reconocen que podría parecer que “todo el dinero en torno a la recuperación macro de España (y Portugal) ya se ha hecho”.

Si bien, más allá de la “notable y fuera de alcance Inditex, hay historia con bandera española que siguen siendo dignas de tener en cuenta incluso más allá de la reciente escalada”.

Destaca la rentabilidad por dividendo 2017 de Gamesa, Mediaset España, Abertis, Sacyr y BBVA.

Vea también: Repsol: valoración atractiva