El mercado descuenta una hoja de ruta gradual y acomodaticia para los bancos centrales, así, en cuanto estos se salen un poco del camino se tensa. Así, por ejemplo, el euro cotiza máximos frente al dólar tras la última comparecencia del presidente del BCE, Mario Draghi. Exploramos este cruce y el resto de divisas con Manuel Domínguez-Blanco, gerente global FX de Moneycorp.

¿Hasta dónde puede revalorizarse la moneda única?

El cruce del euro con el dólar lleva tiempo moviéndose en un canal, en una zona, entre los 1,03 (máximos para el dólar de los últimos 10 años) de hace seis meses, y los 1,15.

Todo apuntaba a que, efectivamente, la Reserva Federal (Fed) iba a seguir subiendo los tipos, ante la fortaleza de los datos económicos en Estados Unidos. Pero, también estamos viendo como la macro en Europa también ha mejorado y, poco a poco, se abre la puerta a una retirada de los estímulos antes de lo previsto (o eso interpretó el mercado).

Así, mi opinión es que el par se puede ir a la parte alta del canal, la zona de 1,1550/1,16. El cierre del mes pasado fue muy potente, por encima de 1,12, y tenemos al euro con una presión compradora muy importante.

¿Cuáles son los principales catalizadores al alza para euro y dólar?

Principalmente, podríamos desagregarlo en tres catalizadores clave. Por un parte, el escenario macro; por otra, el técnico; y, finalmente, el escenario de volatilidad, pues si analizamos el histórico del cruce observamos que periodos de alta volatilidad coinciden con apreciaciones del dólar, y viceversa.

A priori, el escenario económico beneficiaba a Estados Unidos, porque sus datos son muy consistentes. La perspectiva de inflación por encima del 2% se ha mitigado. Y, en este caso, lo que sí hemos visto es que los países anglosajones, tanto Estados Unidos como Reino Unido, son los que antes o que mejor se han comportado durante la crisis. Mientras que el potencial de crecimiento de la Zona Euro, incluida la renta variable que cotiza a mayores descuentos que la americana, es mayor.

Estamos viendo que las perspectivas, los datos en esta región, poco a poco están mejorando, y es por lo que se está dejando la puerta abierta a la retirada de estímulos, que anticiparía una subida de tipos y, por tanto, la divergencia de tipos entre la Zona Euro y Estados Unidos se acortaría, con lo cual la expectativa de que el dólar se apreciase frente al euro, que incluso se hablaba de la paridad, pues no se está cumpliendo.

Técnicamente, tuvimos un cierre muy potente por encima de los 1,12 el mes pasado, un cierre que coincide prácticamente con máximos, con lo cual estamos viendo que el momentum o la incercia alcista del euro es muy importante. La perspectiva es que nos podamos ir a los 1,15, esa parte alta del canal, que lleva haciendo desde 2015.

Finalmente, como decíamos, los episodios de volatilidad coinciden con apreciaciones del dólar, y ahora está ocurriendo justo lo contrario.

Vea también: La fase de consolidación gana terreno en Europa

Muy sensible está siendo también la libra, a vueltas con la implementación del Brexit, ¿qué niveles manejas para esta moneda?

Respecto al dólar, yo entiendo que le va a costar traspasar la resistencia de los 1,30; y frente al euro, ahora en 0,88, tiende a ir hacia máximos, es una oportunidad, se abre una venta de compra importante para los importadores que pagan en libras.

Reino Unido es un país que se ha comportado muy bien durante la crisis, aunque está la incertidumbre del Brexit lastrando a la divisa. Tenemos, además, a la inflación ampliamente consolidando por encima del 2% pero, de momento, el Banco de Inglaterra (BoE por sus siglas en inglés) no quiere subir los tipos, y, probablemente, esto seguirá lastrando a la moneda.

Así, con el dólar será complicado que supere los 1,30 y, con el euro lo normal es que se siga depreciando.

Muy importante tener en cuenta que, tanto el euro como la libra, son dos divisas cíclicas, es decir, cuando hay buenos datos económicos, tienden a apreciarse, a tener apetito por el riesgo. Ambas puede que se aprecien frente al dólar, pero la resistencia de los 1,30 es muy fuerte, y frente al euro seguramente seguirá depreciándose.

En lo que respecta a las monedas emergentes, con la expectativa de subida de tipos de la Fed y también paradójicamente la debilidad del dólar, ¿llama alguna tu atención?

La recuperación de las materias primas les ha venido bien, también los buenos datos de Estados Unidos, porque tiran de la demanda global. La subida de tipos, evidentemente en una coyuntura de tipos cero les ha venido muy bien, pero estamos hablando de que si incrementan, queda una al menos en Estados Unidos, perjudicaría porque el diferencia de rentabilidad se estrecha.

La rupia india se deprecia, el real brasileño pierde fuelle… yo creo que sí frente al euro perderán algo de fuerza...

Vea también: El mercado no encuentra el equilibrio y los soportes clave peligran