El selectivo español ha vuelto a cerrar en positivo, en una jornada en la que los resultados empresariales han sido claves. El índice ha terminado en 10.575 puntos, con una subida del 0,49%.

El mejor valor de la sesión ha sido Endesa, al subir un 3,52%. A través de Enel Green Power se ha adjudicado hoy 339 MW en la subasta de renovables que ha realizado el gobierno esta mañana. En total, se han repartido 3.000  MW de los que más de la mitad de los que se ofertaban, 1.550 MW han ido a parar a ACS, según Europa Press. En el primer semestre la compañía ganó un 18% menos, 653 millones de euros, por los efectos de la climatología en la generación.  

Por el contrario, Bankia ha sido el peor valor de la sesión, al ceder un 2,56% en un día en el que ha presentado unos resultados mejores de lo esperado, cuando se mira el beneficio (514 millones de euros en el semestre), aunque ha decepcionado en los márgenes. El margen de intereses se redujo un 11,4% en este periodo.

También ha publicado sus cuentas Bankinter, que también ha cerrado la sesión con un descenso del 1,12%, a pesar de haber batido también al consenso en términos de beneficio neto. En concreto, la entidad financiera ganó 241 millones de euros, un 15% menos que un año antes ya que no se han repetido extraordinarios.

Entre las grandes, Santander ha caído un 0,05%,BBVA se ha revalorizado un 0,05 y Telefónica ha subido un 1,38%. Por cierto, que la operadora publicará el jueves sus resultados del primer semestre.

Pero si hay una protagonista de la sesión ha sido la constructora San José, que ha subido un 26,92% en la sesión. Se ha convertido así en el mejor valor de la bolsa española después de que el Ayuntamiento de Madrid, el Ministerio de Fomento (Adif) y la empresa Distrito Castellana Norte hayan desbloqueado la llamada “operación Chamartín”.

También ha subido Duro Felguera, que se ha apuntado un 7,14% tras publicar esta mañana Cinco Días que Acciona podría entrar en su accionariado para reflotarla, aunque posteriormente la compañía ha emitido un hecho relevante en el que comunicaba que no había ningún acuerdo con ningún nuevo socio. El año pasado encargó a Rotchield la búsqueda de un nuevo inversor con lo que la música ha sonado bien a los oídos de los mercados.

Las agencias de calificación crediticia también han sido protagonistas hoy. Por un lado, S&P ha mejorado la perspectiva de la deuda de Repsol de estable a positiva. Esto quiere decir que podría elevar su rating (ahora en BBB-) en los próximos doce meses. Los expertos de la firma consideran que la petrolera española generará más caja gracias al incremento del precio del petróleo y los márgenes de refino.

Mapfre también ha recibido una mejora de su perspectiva a positiva, esta vez por parte  de Fitch. Parece que le han pesado los resultados, a pesar de que su beneficio subió un 9,1% en el trimestre, hasta 415 millones de euros.

En medio de una posible guerra de OPAS, Abertis ha publicado un beneficio de 415 millones de euros en el primer semestre del año, un 18.6% menos que hace un año. Sus directivos han asegurado hoy que no piensan hacer declaraciones sobre posibles ofertas, ni contraofertas.

Fuera de España, Wall Street ha iniciado una sesión con sus principales índices cerca de máximos históricos alentados, también, por los buenos resultados de compañías como Boeing o AT&T.

Hoy se espera que la FED mantenga los tipos de interés en su reunión de dos días que comenzaba ayer.

En este contexto, el EURUSD ha tomado algo de aire y hoy cede algo de terreno y cotiza en 1,1613.

Por su parte, el petróleo sigue subiendo después de la decisión de Arabia Saudí de mantener los recortes de producción el próximo mes. El Brent cotiza cómodamente por encima de 50 dólares el barril.