CaixaBank anunció el pasado jueves la venta de su participación en Repsol valorada en 2.500 millones de euros, con minusvalías de 450 millones, tras 22 años en el accionariado de la petrolera que dirige Antonio Brufau. Repsol salió de Naturgy, por aquel entonces aún Gas Natural, en febrero y lanzó su apuesta por el mercado eléctrico minorista.

El 27 de junio anunció la compra de cinco centrales eléctricas a Viesgo por 750 millones y a principios de septiembre anunció la adquisición de Valdesolar Hive, que desarrolla una de las mayores plantas solares de España con 264 megavatios y una inversión de 210 millones de euros. Esta parece ser que es la razón por la que ahora el banco catalán decide retirarse de Repsol, ya que CaixaBank tiene una posición signitiva en Naturgy del 24% a través de Criteria, la sociedad de inversiones de la entidad.

CriteriaCaixa y la Fundación Bancaria la Caixa han hecho caja en los últimos meses en Abertis al ingresar 3.900 millones en la OPA lanzada por ACS y Atlantia y en Naturgy otros 100 millones. Su última gran apuesta es Telefónica donde ya controla un 5,01% del capital de la operadora y donde espera que las sinergias le sirvan de impulso en su digitalización.

 

Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol y Antonio Brufau, presidente.

 

El pasado viernes la reacción del mercado fue un castigo para ambas compañías con retrocesos superiores al 3% en el Ibex 35. Sin embargo, Repsol y CaixaBank cumplen ratios fundamentales que a todo inversor le atrae: gran momento en bolsa, alta rentabilidad por dividendo, baratas por PER y con recomendación de compra del consenso de los analistas.

Algo que muy pocas compañías en el Ibex 35 lo pueden decir: Mapfre cumple alguno de estos aspectos, pero los analistas apuestan por mantener, mientras que IAG (Iberia) ofrece una rentabilidad por dividendo del 1,61%, lo que le deja a la cola entre las 35 empresas del selectivo español.

Repsol, un plan estratégico de 50 dólares barril

Si hay un activo que está alcanzando velocidad de crucero este 2018 ese es el petróleo, con permiso de las subidas que también se están viendo en el dólar y la renta variable estadounidense. Los futuros sobre el barril de Brent, de referencia en Europa, se revalorizan en el año un 24,2% y en los últimos doce meses un 43,8%. En el caso del West Texas estadounidense escala más de un 21% en 2018 y desde septiembre de 2017 un 38%.

En el caso de Repsol su último plan estratégico contempla un barril en los 50 dólares, mientras que las últimas previsiones de los bancos de inversión de EEUU apuntan a un escenario de precios de entre los 75 y los 90 dólares. Morgan Stanley estimó en mayo el final de la época del petróleo barato hasta 2020, mientras Goldman Sachs afirma que la demanda superará a la oferta en los próximos meses.

Las acciones buenas, bonitas y baratas del Ibex 35

Compañías

PER estimado para 2018

 PER estimado para 2019

 Rentabilidad por dividendo

Recomendación de los analistas

Revalorización anual

Repsol10x9,2x5,32%Comprar14,6%
CaixaBank10,8x9,9x3,68%Comprar6,96%
Mapfre9,4x8,5x5,44%Mantener3,13%
IAG6,7x6,3x1,61%Comprar9,35%

Fuente: InfoBolsa y FactSet.

Al tiempo que el crudo se ha encarecido, Repsol ha ido repuntando en el Ibex 35 y se anota una subida cercana al 14% en lo que va de año. Tiene un PER (ratio precio-beneficio) de 10 veces, una rentabilidad por dividendo del 5,32% y goza de consejo de compra por parte del consenso de los analistas. Su plan estratégico que presentó en junio prevé inversiones de 15.000 millones hasta 2020 y además contempla aumentar el dividendo una media anualizada del 8%, hasta pagar 0,95 euros por acción en 2019 y 1 euro en 2020. El ratio PER indica cuántas veces se está pagando el beneficio neto anual de una empresa al comprar una acción de esta.

El mejor banco del Ibex 35 en 2018

CaixaBank, por su parte, es el banco más rentable del Ibex 35 en 2018 con una revalorización del 6,7%. A finales de junio anunció la venta de su ladrillo tóxico al fondo estadounidense Lone Star por 7.000 millones en activos. En concreto, la entidad catalana anunció la creación de una nueva sociedad controlada al 80% por Lone Star y al 20% por la inmobiliaria del banco, Servihabitat.

 

 

El mes de septiembre, además, le ha sentado bien a la entidad que dirige Jordi Gual tras dos recomendaciones positivas de JP Morgan y RBC, lo que le deja con un 68% de las firmas de análisis a favor de comprar sus acciones, niveles de récord en la última década. Las acciones de CaixaBank cuentan con un PER de 10,8 veces, una rentabilidad por dividendo del 3,68% y el favor del consenso de los analistas.