Ralph Rocco, gestor del fondo Gamco Merger Arbitrage, repasa cuál es su filosofía de inversión y comenta dónde se encuentran en este momento las principales oportunidades dentro de la actividad M&A.
 
Ralph Rocco


¿Cuál es su visión global para los mercados para el final de año? ¿Habría buenas oportunidades para invertir en este entorno?


Lo primero de todo, déjeme que le explique qué hacemos. La visión de mercado que tenemos está relacionada con el tipo de inversión. En nuestro caso nos fijamos el entorno global de las actividades de fusiones y adquisiciones. El fondo que gestiono se centra en la actividad M&A y en invertir cuando se anuncian operaciones de compra. Esto nos da un diferencial desde que el acuerdo se alcanza. Hay una potencial rentabilidad entre el anuncio de compra y cuando se efectúa el acuerdo final con el precio de la acción. Eso es el diferencial y es la mejor opción de obtener rentabilidad. El otro factor a seguir son los montantes de la actividad en los acuerdos. El pasado año alcanzamos un record de 4,7 billones de dólares en M&A y este año ha caído algo desde esos niveles tan altos, pero sigue en estándares elevados en torno a  4 billones. Incluso con la situación de incertidumbre que engloba al espectro macroeconómico, con las elecciones de Estados Unidos o la subida de tipos de interés en el país norteamericano, o el Brexit, los catalizadores de las actividades M&A son el crecimiento global. Las compañías están creciendo, incluso con un laxo crecimiento económico mundial. Las empresas muestran unos balances muy fuertes, con récord de efectivo, en un entorno en el que el QE ha recorrido todo el mundo, con un gran atractivo de financiación en el mercado de la deuda para las compañías. Esto les permite acometer adquisiciones y hacer crecer sus compañías al mismo tiempo. Eso es por lo que pensamos que estos catalizadores hacen que la actividad M&A siga estas líneas, e incluso después de las elecciones. De todas maneras, esto ha sido históricamente nuestra operativa desde 1985 y de la que recibimos rendimiento con los acuerdos, los movimientos de los mercados y la operación final.

¿Su fondo se puede beneficiar de una subida de tipos de interés en Estados Unidos?

Habitualmente sí. En parte también porque la duración en la que invertimos en estas operación se mueve quizá entre 60 y 90 días. Cuando la subida de tipos de interés se produce, el diferencial que se crea genera capacidad beneficiarse de la mayor parte de esta subida.  Es una de las estrategias para beneficiarse de esta situación, de un entorno de subida de tipos de interés, con una mayor presión por parte de la inflación.

Como ha señalado, se centra en los procesos de fusiones y adquisiciones. ¿Cuáles son las mayores oportunidades en esta área?

Tenemos una cartera muy diversificada. En este trimestre tenemos posiciones en grandes acuerdos que se han completado como Sab Miller adquirida por AB Inbev. También la compra de la británica ARM por parte de Softbank. Una de nuestras posiciones más largas en estos momentos en LinkedIn, que recientemente ha sido adquirida por Microsoft a 196 dólares por acción, mientras que cotiza sobre los 190 dólares, lo cual da un potencial de crecimiento aún de un 3% hasta que se lleve a cabo el acuerdo. Cuando analizas a Microsoft ves que no tiene ningún problema de financiación y que probablemente no tenga ningún problema para que reciba el visto bueno de los reguladores. Otra que tenemos en cartera es CST Brands que puede ser comprada por una compañía canadiense que es propietaria de muchos establecimientos en gasolineras. Estos son ejemplos de algunas de nuestras posiciones en estos momentos. Y hay más ejemplos como por ejemplo el interés de Bayer en comprar Monsanto, donde hay un diferencial de en torno a 27 dólares.

¿Están siguiendo la situación de Twitter por ejemplo? Se lo comento por los últimos rumores de adquisición por parte de algunas compañías…

Sí, por supuesto que lo estamos poniendo en nuestro radar. Intentamos ser lo más rápidos posibles con estos procesos. Cuando hay un anuncio de compra estamos preparados para invertir o no dependiendo del recorrido que pueden tener las acciones. Pero nosotros no especulamos con los rumores, como éste en caso de Twitter, que tiene presión para encontrar un comprador y con diferentes compañías como candidatas. No ha habido una posición pública, por lo que no tomamos decisión de invertir. Pero lo que sí hacemos es seguir de cerca la negociación, como por ejemplo cuando Google mostró interés. Son variables que hay que seguir. Y hay un buen número de acuerdos en el que ponemos nuestro radar también. Hay otro ejemplo de una compañía que seguimos con estas noticias y por la que terminamos apostando como Aventis, que fue adquirida por Pfizer. Es, de hecho, una de nuestras principales posiciones ahora mismo.

 ¿Cree que puede haber oportunidades en el futuro en el sector financiero con la posible concentración en este sector?

Precisamente vendimos recientemente una posición relativa a este sector. El sector bancario en Estados Unidos está bastante fragmentado por un gran nombre de bancos regionales que están bastante consolidados. Incluso en Europa hemos visto movimientos de acercamiento por parte de algunas entidades domésticas estas semanas atrás. Creo que sí, que seguiremos viendo consolidación en el sector financiero.

¿Prefiere Estados Unidos o Europa para invertir? ¿Cuál es su diversificación en estos momentos?

Vemos oportunidad en distintas regiones. Pero nuestra cartera actual está focalizada el 70% en Estados Unidos. Una vez más, el fondo está en divisa estadounidense por lo que tenemos que cubrir el dólar. Pero en Europa, Asia, Australia vemos oportunidades. Pero primero, ahora mismo, las principales oportunidades las vemos en Estados Unidos. Pero miramos globalmente.

¿Se centran en algún sector en concreto para invertir?

En la actividad de M&A hay mucha diversificación. El área de la tecnología es uno de los sectores consolidado en este sentido con muchas adquisiciones y un buen número de operaciones que están por venir. La industria del cuidado de la salud continúa siendo una de nuestras posiciones más grandes consolidadas. En Estados Unidos también vemos interés en las utilities que se han consolidado. Sin embargo en el sector de la energía todavía falta por llegar una mayor consolidación…

¿Con respecto al sector de la energía se refiere a una consolidación global o en Estados Unidos?

Creo que global. Pero en Estados Unidos en particular por todo lo que ha sucedido con las compañías de fracking, con el enorme endeudamiento que han asumido. Después de los 100 dólares del barril de petróleo y los niveles de ahora, aún les falta mucho para recuperarse y poder afrontar operaciones.