Fidelity ve refugio en los bonos ligados a la inflación, la deuda china y el ‘value’ de EEUU

Esta es una de las conclusiones de la presentación de su ‘Encuesta a analistas 2022’ realizada este miércoles en Madrid por Sebastián Velasco, director general de Fidelity International para España y Portugal. “La falta de visibilidad que tenemos en el mercado ahora mismo es enorme y salvo una resolución del conflicto en Ucrania creemos que este año los flujos a fondos serán negativos”, comenta.

La gestora estadounidense explica que en los primeros días de la invasión rusa de Ucrania no se dieron reembolsos significativos, aunque se dieron una semana después cuando los planes del presidente Vladimir Putin avanzaban y los países occidentales respondieron con duras sanciones contra la economía de Rusia. “Hemos reducido a cero la exposición en Rusia dentro de nuestros fondos emergentes, pero ningún fondo está cerrado para comprar o para vender”, añade.

Rusia se enfrenta al impago de su deuda en dólares por las sanciones internacionales y la bolsa de Moscú permanece cerradas desde que empezó el conflicto bélico hace tres semana. El país debe hacer frente al pago de 115 millones de dólares en intereses y la agencia de calificación Fitch defiende que cualquier esfuerzo por cambiar los pagos de intereses a rublos indicaría que "ha comenzado el incumplimiento".

“Hay una parte de los desembolsos que se han ido a liquidez. Nuestros clientes nos han demandado estos días información de calidad y agilidad en la información. Ahora ya están mostrando interés por fondos en los que estaban invertidos y sobre todo por los mercados emergentes. A largo plazo, creemos que China es la región en la que hay que estar por la infravaloración que presenta y por su crecimiento”, indica Velasco. En la situación actual, Fidelity sostiene que China está haciendo un equilibrio difícil entre Rusia y los países occidentales. De hecho, la economía china depende más de las exportaciones a EEUU y a Europa que la que hace a Rusia. 

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Desde Fidelity también sobreponderan en renta variable la bolsa de Japón y reduce la exposición, de momento, a los mercados del Viejo Continente. También creen que la demanda por fondos sostenibles va a seguir, con cada vez más inversores interesados en fondos de impacto. Desde la gestora estadounidense creen que todas las regiones están mejorando los criterios ambientales, sociales y de gobernanza y destacan el avance que están haciendo las compañías chinas. “El 50% de las cotizadas chinas tiene un mayor énfasis en mejorar sus políticas ASG”, subrayan. 

Sin embargo, creen que las empresas y los Estados aún deben hacer mucho para alcanzar en 2050 las emisiones cero y una inflación alta complica este objetivo. Para muchas compañías alcanzar emisiones cero en 2030 parece una meta demasiado ambiciosa. El director general de Fidelity International para España y Portugal también sostiene que los reguladores deben ahondar en la regulación y transparencia a la hora de catalogar los fondos sostenibles a nivel europeo a través del reglamento sobre la divulgación de información relativa a la sostenibilidad en el sector de los servicios financieros (SFDR, por sus siglas en inglés).

A nivel macroeconómico, creen que la estanflación en Europa, es decir, una alta inflación acompañada de un estancamiento del crecimiento, genera una oportunidad para los bonos ligados a la subida de los precios y también para acercarse a la renta fija soberana de China por sus retornos.