Después de los comicios en Estados Unidos para elegir representantes en el congreso, los principales índices se han movido consideablemente al alza.
Ayer se volvieron a ver descensos en el parqué neoyorkino, pero hoy la tendencia podría cambiar de manera considerable. Y es que ya se han celebrado las Midterm Elections, que han terminado entregando el control del Senado a los republicanos como así habían pronosticado las encuestas días atrás. Esto ha provocado el optimismo en los inversores de manera inmediata.

Barack Obama ha dado unas declaraciones al respecto después de conocerse este resultado y ha asegurado que "buscará pactos para gobernar con un Congreso adverso. Se abre una crisis política para la administración americana que debará encontrar acuerdos para la política energética, sin ir más lejos. Eso podría hacer que el presidente estadounidense forme un nuevo equipo para los dos últimos años que le quedan en la Casa Blanca.

Mientras tanto, el precio del petróleo sigue descendiendo en niveles mínimos de hace tres años, lo que para muchos resulta una preocupación importante. Reuters publicó además que los principales bancos centrales europeos podrían estar dando la espalda a Draghi.

Con todo, para los analistas lo importante es lo que ocurre en los mercados. Para Michael James, de Wedbush, “podría haber cosas importantes que se desprendieran de las elecciones, pero ninguna tan importante como el momentum de los beneficios y el precio del petróleo”, ha asegurado en una entrevista con Bloomberg el analista.

De esta manera, los futuros del S&P 500 suben un 0,49%, los del Dow Jones se apuntan un 0,44%, mientras que el Nasdaq avanzan un 0,56%.

Desde el punto de vista macroeconómico hoy conoceremos la publicación del ISM manufacturero, el dato de creación de empleo privado que elabora ADP, el índice hipotecario MBA Mortgage Index y los inventarios de crudo. Ayer se conoció la caída de las peticiones a fábrica del 0,6% en septiembre, en línea con las previsiones de los analistas.

Pero fue más importante para el ánimo de los mercados la expansión del déficit comercial estadounidense en septiembre debido, sobre todo, a la estabilización de las exportaciones del país. En total, el déficit entre compras y ventas ha ascendido hasta el 7,6%, hasta los máximos desde mayo en 43.000 millones de dólares. Habría que preguntarse hasta qué punto la fortaleza del dólar y la caída de la demanda en China y Europa han tenido que ver en estas cifras.

En este contexto, La rentabilidad de los bonos a 10 años está en 2,3420%. El EURUSD se cambia en 1,2481 dólares. Mientras que el brent está en 82,54 dólares el barril. Por último, el oro cotiza en 1.139 dólares, y el VIX está en 14,89.

Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí