Christophe Morel, economista jefe de Groupama, habla sobre las perspectivas para los mercados globales en el 2016, así como cuáles son los principales riesgos que debemos asumir a la hora de invertir.
 
Uno de los temas que más ha marcado el ritmo de los mercados ha sido la caída del precio del petróleo. ¿Cree que esa tendencia continuará el año que viene?

Tienes razón, ese es el tema. Por un lado, la caída del precio del petróleo es positiva para el crecimiento, porque está aumentando el poder adquisitivo y está apoyando el consumo y el crecimiento en muchas economías, tanto economías desarrolladas como algunos mercados emergentes, entre ellos China. Pero por otro lado, la caída del precio del petróleo no es buena para la inflación, porque estamos entrando en un periodo en el que es posible que esa caída alimente la percepción de una caída de la inflación. Yo pienso que el riesgo sigue estando en el hecho de que el precio del petróleo siga cayendo, básicamente porque hay un desequilibrio entre la oferta y la demanda. La oferta sigue creciendo y la demanda se está estabilizando, y probablemente el precio tendrá que caer más para ajustar este desequilibrio.   

¿Qué regiones lo podrían hacer mejor y en cuáles estarían pensando en invertir?

En Groupama AM no esperamos muchas diferencias entre mercados. Probablemente la clave este en las divisas, y éstas pueden marcar las diferencias en las bolsas. Pensamos que el riesgo puede estar en una subida del USD, y es en ese entorno, especialmente si no cubres tu riesgo de divisa, dicha apreciación del USD apoyará los activos denominados en USD. A la baja, tenemos que ser pacientes con los mercados emergentes ya que el reequilibrio de estos países está en marcha, pero tenemos que ser pacientes ya que a lo mejor todavía no es el mejor momento de invertir en estos mercados.

¿Cuáles serían otros riesgos de cara al 2016?

Cuando uno hace el balance de los riesgos, hay riesgos positivos y riesgos negativos. Por el lado positivo, podríamos tener más políticas acomodaticias, tanto las monetarias como las fiscales. Eso es muy interesante, porque acabamos de ver hace algunas semanas que ha habido más estímulos fiscales en diferentes economías, en China, Australia, Canadá, en el sur de Asia, e incluso en Europa como por ejemplo en Francia. Eso es en la parte positiva de los riesgos. En la parte negativa, tenemos probablemente dos riesgos, el primero es obviamente la caída del precio del petróleo, ya que si cae mucho podría alimentar la percepción de una caída de la inflación, lo cual no es positivo. Y el segundo riesgo negativo sería si hay una transición a los mercados financieros y especialmente a las bolsas. Tenemos que tener en mente que cualquier shock negativo en las bolsa sería sin duda negativo para el crecimiento.
      
En este escenario con la Reserva Federal subiendo tipos de interés y con el QE en Europa, ¿cuál será el mercado cuyo comportamiento será mejor de cara al próximo año?

Como he dicho, pienso que la diferencia estará en el lado de las divisas. Eso es muy importante. Si tú eres un inversor internacional, tienes que tener en cuenta las divisas. Pienso que será positivo para el USD, negativo para el Euro, y en ese escenario si eres un inversor internacional será probablemente positivo beneficiarse de esa tendencia alcista del USD y no cubrir dicho riesgo.

¿Qué se puede esperar de cara a los mercados emergentes el próximo año?

Tenemos que ser pacientes, muy pacientes. ¿Por qué? Porque todavía seguimos viendo una depreciación de las divisas, lo que significa que en esos países que tienen inflación, los bancos centrales necesitarían por un lado bajar los tipos de referencia, pero al mismo tiempo, si tienen inflación es muy difícil que lo hagan.  Así que, si tienes un país donde las políticas monetarias están arrinconadas, necesitas ser paciente.    

¿Cree que debemos estar preparados el próximo año para otros episodios de volatilidad como ya hemos visto este verano?

Esa es una muy buena pregunta. Necesitamos, tenemos que estar preparados para dicha subida de la volatilidad. Eso es muy posible.  No hay que ser complacientes. Es muy importante que los bancos centrales sean transparentes y muy claros en las comunicaciones. ¿Por qué?, porque muchas de las caídas/subidas en las bolsas es porque los bancos centrales están detrás..es la famosa Put de los bancos centrales. Así que, si la comunidad inversora empieza a escuchar algún tipo de ruido por parte de los bancos centrales, eso son siempre malas noticias. Así que, sí, necesitamos estar preparados para picos de volatilidad, pero al mismo tiempo, esa subida de la volatilidad es una oportunidad para tomar posiciones en activos de riesgo.