La ventas minoristas en Estados Unidos aumentaron en mayo el doble de lo esperado por el mercado, una señal de que los consumidores utilizaron los reembolsos tributarios y de que la economía no se encuentra tan débil como algunos temen. Las ventas minoristas crecieron un 1,0% el mes pasado, informó el jueves el Departamento de Comercio.
La proyección promedio de los economistas consultados por Dow Jones Newswires era de un ascenso del 0,5% en mayo. En abril, las ventas crecieron un 0,4%, mientras que en marzo aumentaron un 0,5%. Ambos porcentajes fueron revisados al alza, luego de ser calculados originalmente como una caída del 0,2% y un incremento del 0,2%, respectivamente. Los gastos de los consumidores representan cerca del 70% del producto interno bruto del país. Los reembolsos tributarios son parte del paquete de estímulo fiscal aprobado por el presidente George W. Bush en febrero para apuntalar la economía estadounidense. Las ventas de automóviles y piezas registraron un incremento del 0,3% en mayo, tras caer en abril un 2,1%. Si se excluyen las ventas de vehículos y componentes, la demanda minorista aumentó un 1,2% en mayo. Los economistas esperaban un incremento del 0,7%. Si se excluyen los sectores automotriz y de estaciones de gasolina, las ventas minoristas aumentaron un 1,0% en mayo.