El gigante cervecero estadounidense Anheuser-Busch admitió haber recibido ayer miércoles 'una oferta no solicitada y sin compromiso' de adquisición por parte de su rival belgo-brasileño InBev, diciendo que 'analizará las condiciones' de la oferta. La firma con sede en St. Louis, Missouri, que produce principalmente la cerveza Budweiser, dijo que la oferta de 65 dólares por acción en efectivo, alcanza unos 46.000 millones de dólares, el total del paquete accionarial de Anheuser-Busch.
El consejo directivo 'evaluará cuidadosamente la propuesta, teniendo en cuenta todos los factores relevantes, incluido el plan estratégico a largo plazo de Anheuser-Busch', según un comunicado del grupo. La oferta representa una prima de 11,4% sobre la cotización de cierre de Anheuser-Busch el miércoles (58,38 dólares). Anheuser-Busch --el principal fabricante de cerveza de Estados Unidos, con 48,5% del mercado-- indicó en un comunicado que 'analizará cuidadosamente esta propuesta, considerando todos los criterios, incluso su plan de desarrollo estratégico de largo plazo' y que su decisión se adecuará al 'mejor interés' de sus accionistas. InBev, nacida de la fusión en 2004 del gigante belga Interbrew y del brasileño Ambev, y conocida también por su marca Stella-Artois, planeaba desde hace unas dos semanas hacer una oferta por la estadounidense. InBev es el segundo fabricante de cerveza del mundo, superado sólo por el británico SABMiller, pero si esta fusión se lleva cabo daría lugar al naciiento de un nuevo líder mundial del ramo cervecero. Según la prensa de Estados Unidos, los dirigentes de Anheuser-Busch, especialmente el presidente August Busch, miembro de la familia fundadora de este grupo nacido a fines del siglo XIX, se opondría a la adquisición. Pero la familia sólo posee actualmente el 4% del capital social, que está ampliamente pulverizado en el mercado. Anheuser-Busch se ha quedado atrás en los últimos años de sus dos grandes rivales, que crecieron en forma vertiginosa a fuerza de una espectacular sucesión megafusiones. El grupo estadounidense también está presente en México, con una participación del 50% en el fabricante azteca Modelo, así como en China, donde posee el 27% de Tsingtao. El grupo que podría surgir de la fusión ahora propuesta será así el líder de la cerveza también en China