UniCredit ha informado de que su beneficio neto cayó un 51% en el primer trimestre tras registrar una pérdida de 683 millones vinculada a sus inversiones de alto riesgo. UniCredit había advertido al mercado de esta pérdida en abril. El beneficio neto durante el periodo fue de 1.000 millones, frente a un beneficio neto pro forma de 2.060 millones en el mismo periodo del año anterior. El banco con sede en Milán señala que su margen ordinario en el primer trimestre alcanzó los 6.450 millones, un 18,9% a la baja frente a 7.730 millones en el mismo periodo del año anterior. El margen de intermediación totalizó 4.540 millones, un 10% más que los 4.050 millones del primer trimestre de 2007.
La entidad indica que espera un beneficio por acción en 2008 dentro del rango de 0,52 y 0,56. Asimismo, UniCredit señala que ha reducido su exposición a las entidades monolínea a 9,6 millones a finales de marzo frente a los 24 millones a finales de diciembre. Su exposición a los créditos de alto riesgo de Estados Unidos al término del primer trimestre de 2008 era de 94 millones, en comparación con 164 millones a finales de diciembre de 2007. La agencia de calificación Moody's rebajó el martes su perspectiva para UniCredit de estable a negativa después de que el banco italiano anunciara rebajas de valor contable el mes pasado, afectado por la crisis financiera. No obstante, la agencia mantuvo su perspectiva estable para HVB, filial alemana de UniCredit. Los analistas señalan que la próxima referencia del banco será la presentación de su plan de negocios trienal, previsto para el 26 de junio.